El pianista panameño Danilo Pérez afirmó que la música de jazz es un revulsivo contra cualquier tipo de situación conflictiva, al inaugurar la XV edición del Panamá Jazz Festival que este año tiene al saxofonista estadounidense Wayne Shorter y el pianista cubano Chucho Valdés como estrellas invitadas.

Danilo Pérez, creador de este importante festival en 2003, dijo que el jazz, más que un género musical, “es un antídoto contra el conflicto” a través del cual “es posible abrirse hacia nuevas posibilidades” como ser humano.

Las palabras de Pérez sirvieron de preámbulo a la presentación de la agrupación nacional “Proyecto Shuruka”, con la que se dio inicio a esta nueva edición del Panamá Jazz Festival que tendrá lugar en la Ciudad del Saber, en las orillas del Canal de Panamá, así como en el Centro de Convenciones Atlapa y otros lugares en la capital.

Proyecto Shuruka nace en el año 2016 con la idea de conservar, fortalecer y difundir la música tradicional de Panamá, investigando e interpretando ritmos como tamboritos, tamboreras y cumbias, entre otros ritmos autóctonos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

12 + 6 =