Nos puede gustar más o menos (yo reconozco que no logré conectar con ella) pero ‘Sexo en Nueva York‘ (Sex and the City) es una de las series más relevantes de la historia. El relato de las aventuras amorosas y sexuales de Carrie y sus amigas es uno de los grandes hitos de finales de los 90 y principios de los 2000 y su éxito creó escuela para el porvenir.

Un gran éxito que no tardó en intentar replicar por la propia HBO, que vio una oportunidad de ofrecer algo similar para su público masculino. Se estrenó en septiembre de 2001 y, a pesar de durar dos temporadas, se convirtió en una de las peores decisiones (y series) de la cadena.

Esto hablando de ‘The Mind of the Married Man‘, que narraba la vida de tres amigos y compañeros de trabajo que trabajan juntos en un periódico de Chicago. Claro, a diferencia de las neoyorquinas, estos estaban casados… lo que no impedía que tuviésemos conversaciones sobre sexo, tentaciones de infidelidad y demás circunstancias de las vidas sexuales del trío.

Creada y protagonizada por Mike Binder, quien un par de años antes había protagonizado y dirigido ‘Sex Monster’, la serie contaba en su reparto con Sonya Walger, M. Emmet Walsh, Brigitte Bako, Ivana Milicevic, Taylor Nichols, Bobby Slayton, Kate Walsh, Jake Weber y Doug Williams.

Hombres, la serie

«¿Pueden los hombres casados sobrevivir en tiempos modernos?» rezaba el reclamo de la sinopsis oficial de la serie,. La gente, desde luego, no se quedó demasiado para averiguar la respuesta. Estrenada justo aprovechando un parón en la temporada 4 de ‘Sexo en Nueva York’, ‘The Mind of the Married Man’ se quedaría muy por debajo en audiencia y eso que era precedida en la noche por ‘Band of Brothers‘.

Las críticas tampoco acompañaban. Entertainment Weekly la nombró como una de las peores series de 2002, tildándola de «comedia-vómito rancia»; «una exagerada visión de las predilecciones sexuales y pecadillos de un trío de columnistas», se podía leer en Variety; otros hablaban de desagradable y una representación gráfica del funcionamiento interno de un cerebro «cachondo».

Vamos, ríete tú de las críticas de fanfic calenturiento que recibió ‘The Idol‘ hace no mucho. Sin embargo, a pesar de los datos mediocres y unas críticas que la masacraron, en HBO decidieron renovarla por una temporada 2 como una última oportunidad. Tampoco funcionó.

«Ha resultado ser una serie divisoria en los hogares», afirmaba Carolyn Strauss, vicepresidenta de programación de HBO en esa época, «Las mujeres no la ven, por lo que los maridos no lo ven con sus mujeres, y tampoco los novios con sus novias.» Una crisis de audiencia y de fracasar a la hora de captar al público objetivo que supuso su cancelación definitiva.

En Espinof:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

20 − diecisiete =