El turismo de negocios se ha convertido en una tendencia de la que muchas empresas están sacando provecho

 

DAT.- Hablar de turismo de negocios, también denominado turismo corporativo o turismo de industria y reuniones, es hacerlo se los viajes que organiza una empresa para que sus empleados desempeñen funciones relacionadas con su puesto de trabajo en otra ciudad. Generalmente, tienen como propósito establecer alianzas y relaciones laborales con otras compañías y proveedores, así como para desarrollar nuevas habilidades, entre otros.

Explica Francesco Lovaglio Tafuri que la Organización Mundial del Turismo (OMT) reconoce la importancia del turismo empresarial, no solo porque aporta beneficios a las organizaciones, sino porque también es relevante en la economía regional dado el nivel de inversión que representa.

Contenido

Características del turismo de negocios

  • Se puede realizar en cualquier época del año.
  • Está centrado en generar oportunidades para las empresas y no en apreciar los lugares de interés turístico de una región.
  • La persona que viaje debe cumplir con una agenda que esté organizada para aprovechar la mayor cantidad de tiempo en hacer negocios.
  • El disfrute del lugar, paisajes y otros atractivos es un elemento adicional que puede o no producirse.

Objetivos de este tipo de turismo

Los objetivos del turismo corporativo varían de acuerdo a las necesidades y metas de la empresa. Sin embargo, hay algunos que son los más comunes:

  • Visitar clientes: Los clientes son de gran valor para cualquier empresa. Así que, cuando estos se encuentran en otra ciudad, establecer contacto de forma personal es relevante. Cuando se realizan viajes corporativos con la intención de atender a los clientes, puede conocerlos mejor, empatizar con ellos y generar confianza, lo que se traduce en beneficios para la marca.
  • Visitar proveedores: Al igual que los clientes, los proveedores son una pieza fundamental en las empresas. El contacto directo con ellos ayuda a establecer mejores alianzas y lograr ajustes de precios que permitan un buen costo en la línea de producción.
  • Asistir a eventos: Estar presentes en eventos relacionados con el mercado en el que se desarrolla su compañía ayuda a captar nuevos clientes y establecer relaciones comerciales que beneficiarán para expandirse y, por lo tanto, crecer como empresa. Cuando este tipo de actividades se realiza en otra ciudad, lo ideal es que un personal acuda a representar la marca.

 

LEA TAMBIÉN | Francesco Lovaglio Tafuri | Turismo colaborativo: ¿De qué trata y cuáles son sus ventajas?

 

Clasificación del turismo de negocios

Para organizar un viaje de negocios necesita saber cómo se clasifican estos. Dependiendo del número de viajeros que se desplazan de una ciudad a otra para cumplir con funciones laborales, se agrupan en dos tipos:

  • Turismo de negocios individual: Como su nombre lo indica, es un tipo de turismo en el que solo viaja una persona. El viaje puede ser organizado por la compañía, pero también entran en esta clasificación los profesionales que se desplazan de forma independiente para atender asuntos relativos a su carrera. Las estadías suelen ser cortas y abarcan la mayor cantidad de reuniones en poco tiempo. Un dato interesante es que los viajeros prefieren hospedarse en hoteles especializados en el turismo corporativo.
  • Turismo de negocios grupal: Se refiere a los viajes que realizan grupos de ejecutivos, generalmente para acudir a convenciones, ferias y otro tipo de eventos. Este tipo de salidas suele hacerse con estadías más largas y pueden durar hasta cinco días. Dependiendo de las políticas de viaje de la empresa, es posible que los trabajadores tengan en su itinerario con espacio para algunas actividades de ocio.

Clasificación OMT

La Organización Mundial del Turismo también realiza una clasificación del turismo de industria y reuniones de acuerdo a las actividades pautadas. En esta clasificación se dividen cinco categorías:

  • Turismo de reuniones y convenciones: Se refiere a los viajes en los que los empleados se trasladan a otra ciudad con el objetivo de asistir a reuniones, convenciones, ferias y exposiciones, entre otras actividades corporativas. Estos viajes también son propicios para efectuar reuniones con clientes y proveedores. Además, son ideales para visitar otras empresas del sector, conocer sus experiencias y hacerse de nuevas ideas.
  • Turismo de congreso y asociaciones: Este tipo de salidas puede ser individual o grupal. Incluye participación en congresos con grandes grupos de personas que tienen objetivos semejantes y se trata un tema en particular. Los viajes por congresos y asociaciones suelen durar varios días, se caracterizan por contar con una agenda en la que se realizan varias actividades de forma simultánea. No suelen ser el escenario para concretar alianzas comerciales, pero funcionan muy bien para adquirir conocimientos.
  • Turismo de ferias y exposiciones comerciales: Aquí se reúnen los miembros de un sector empresarial con el objetivo de acudir a eventos comerciales, culturales o deportivos. En estos encuentros se dan a conocer productos y servicios. También son un buen escenario para lograr acuerdos de comercialización. Es común que haya áreas de exposición para visitar y concretar alianzas importantes que impulsen el desarrollo de varias empresas al mismo tiempo.
  • Turismo de incentivos: Se refiere a los viajes que organizan las empresas para distinguir la labor de uno o varios trabajadores. En otras palabras, los empleados reciben un viaje como reconocimiento por su buen desempeño dentro de la organización.
  • Otras reuniones: El turismo de negocios también puede darse para otro tipo de actividades, especialmente reuniones, siempre que sean de interés para las empresas. Todas las actividades que se realicen deben estar establecidas de manera formal.

 

(Con información de Francesco Lovaglio Tafuri)



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 × tres =