Las calles de la ciudad de Santiago en plena dictadura, fueron el escenario
principal para el arriesgado trabajo de los integrantes de la Asociación de
Fotógrafos Independientes (AFI), donde registraron las manifestaciones y
protestas de aquellos años, y cuya producción fotográfica se convirtió en 
un testimonio de la cruda realidad de la
represión militar y policial de aquella época, dejando un trascendente archivo
documental
  de la historia reciente de
nuestro país que ahora fue donado al Archivo Fotográfico y Audiovisual de la
Biblioteca Nacional de Chile (BN).
       

La entrega de la colección se realizó en una ceremonia
en la Sala Ercilla, y está compuesta por 89 documentos, entre ellos el acta de
constitución de la AFI y sus estatutos, boletines de creación propia,
credenciales de identificación, ejemplares de la revista “Punto de vista” y fotografías
realizadas durante sus años de existencia entre 1981 y 1990.

 Cabe destacar
que el Archivo Fotográfico y Audiovisual de la BN además resguarda actualmente
colecciones de Inés Paulino y Luis Navarro, dos de los miembros fundadores de
la organización.

La entrega de los documentos fue realizada por los fotógrafos
representantes de la AFI Patricia Alfaro, Jesús Inostroza, Osvaldo Briceño y
Luis Navarro. Leonardo Infante, ex presidente de AFI, destacó que “más que el
valor material de los objetos que se entregan, lo importante es su valor
simbólico que consiste en que nuestra historia y nuestra labor como
organización de fotógrafos que registramos la represión durante la dictadura,
pasa a ser reconocida y a formar parte de la Biblioteca Nacional y del
patrimonio de nuestro país, lo cual por cierto es un privilegio, más aún en el
contexto de los 50 años del golpe de estado”.

Por su parte, la directora de la Biblioteca Nacional,
indicó que “estamos orgullosos de poder resguardar esta importante colección,
que prontamente será digitalizada y publicada en la Biblioteca Nacional Digital
permitiendo a nuestros usuarios y a futuras generaciones, conocer un poco más
sobre el trabajo e impacto que tuvo en la fotografía chilena esta notable asociaci
ón,
que ya son parte de la memoria y el patrimonio fotográfico de Chile”.

En 1981 y en plena dictadura militar cuando se impedía
la difusión de fotografías “no oficiales” en los medios de comunicación, surge
la AFI para agrupar a todos los fotógrafos que trabajaban de manera  independiente, sin respaldo institucional
alguno, con el objetivo de difundir sus imágenes y también defender sus vidas
al encontrarse desprotegidos frente a la represión de la dictadura.

La asociación logró agrupar a más de 300 integrantes a
fines de la década de los ochenta, entre los que se cuentan: Jorge IanisewskyLuis NavarroJosé
Moreno
, Inés Paulino, Paz ErrázurizJuan Domingo Marinello, Helen Hughes, Ricardo
Astorga, Leonora VicuñaÁlvaro Hoppe, Alejandro Hoppe, Claudio
Pérez, Kena Lorenzini, Oscar Navarro,
Héctor López, Luis Weinstein, Marco Ugarte, Cristián y Marcelo MontecinoLuis Poirot, Paulo Slachevsky y Óscar Wittke. Sus imágenes plasmaron la vida urbana
en los años de dictadura, denunciaron los atropellos del gobierno y fueron
difundidas en medios de prensa internacionales, muestras y exposiciones locales
y, posteriormente en prensa nacional, junto a los anuarios editados por la AFI, que se publicaron
desde 1981.

El 2 de julio de 1986, Rodrigo Rojas Denegri, integrante de AFI, se encontraba
registrando los incidentes de una protesta, cuando fue quemado por una patrulla
militar. Cuatro días después el fotógrafo falleció. En su honor, el 19 de
agosto se celebra el Día Nacional de la Fotografía, ocasión en la que se
distingue al mejor fotógrafo joven con el premio que lleva su nombre.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

catorce − 7 =