Un ejemplar de la primera edición de un libro clave de Isaac Newton, donde expone sus tres leyes sobre el movimiento, que junto a la de la crearon las bases de la física moderna, fue encontrado en una biblioteca en la isla francesa de Córcega.

Vannina Schirinsky-Schikhmatoff, directora de conservación de la biblioteca pública Fesch en Ajaccio, Córcega, reveló que encontró la copia de esta obra del siglo XVII cuando estudiaba un índice de quien fuera el fundador de la biblioteca, Luciano Bonaparte, uno de los hermanos de Napoleón.

El célebre físico se inspiró al ver caer una manzana de un árbol de su jardín en GranthamInglaterra, lo que lo llevó a elaborar las leyes clásicas de la gravedad, el movimiento y la óptica.

Las traducciones al inglés fueron publicadas posteriormente, pero las ediciones originales (“editio princeps”) son particularmente apreciadas por los coleccionistas.

“Un ejemplar de una primera edición en latín se vendió por 3,7 millones de dólares en una subasta realizada por Christie’s años atrás, y es la misma que la de la biblioteca de Ajaccio”, señaló Schirinsky-Schikhmatoff, haciendo referencia a una subasta en Nueva York, en diciembre del año 2016.

No se trata de la primera rareza hallada en la biblioteca Fesch desde que se comenzó una revisión exhaustiva de su acervo de colecciones desde hace unos años.

En el año 2018, la directora sacó a luz el estudio “Thesaurum Hyeroglyphicorum” sobre jeroglíficos egipcios que data de 1610, unos dos siglos antes de que el francés Jean-Francois Champollion descifrara parte de la “Piedra de Rosetta”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

18 + 17 =