Marc Eliot presentó en febrero del 2009 el libro Cary Grant: La biografía, una obra en la que narra la vida de uno de los actores más aclamados de Hollywood, como lo ha hecho con otras tantas luminarias de la industria del cine, entre ellos Walt Disney, Steve McQueen y Clint Eastwood, entre otros.

La vida de Cary Grant llegó a mediados de diciembre del año pasado a la editorial Lumen en España, y en esta obra Marc Eliot nos presenta a un astro de Hollywood que luchó por dejar en el pasado a Archie Leach, el niño y joven que realmente fue, y que creció marcado por la prematura muerte de su madre y los delirios del alcoholismo de su padre.

Sin embargo, Grant siempre vivió una farsa. Creció con el argumento de que su madre había muerto accidentalmente mientras él estaba en el colegio, hasta que a la edad de treinta años su padre, víctima del alcohol, le reveló la verdad: la madre del actor vivía, y había sido confinada contra su voluntad en una clínica para enfermos mentales a causa de una crisis nerviosa.

Esta revelación, que empujó a Cary Grant al encuentro con su madre, de 56 años, supuso un punto de quiebre en la vida de una de las más grandes figuras del cine, hombre que marcó una huella en el séptimo arte por décadas y que tuvo la oportunidad de trabajar junto a figuras como Grace Kelly, Marlene Dietrich, Ingrid Bergman y Audrey Hepburn.

El hombre que sirvió de inspiración para el legendario personaje de James Bond, consiguió sacar a su madre de su reclusión hospitalaria, pero el odio que sentía hacia su padre lo consumió, arrojándolo a vivir de la mano con el consumo de alcohol y estupefacientes, como el LSD.

Cary Grant recibió el Oscar honorífico en 1970, como reconocimiento a su trayectoria profesional, que inició en la década de los treinta y finalizó en el año 1966.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 × tres =