Los grandes museos de Europa y Norteamérica han puesto su mirada en la expansión, llevando sus filosofías artísticas a otros destinos. Una buena prueba de esto es el crecimiento del Guggenheim, que tras su éxito en la ciudad de Nueva York ahora protagoniza el fenómeno Bilbao, a pesar de que el Helsinki sufrieran un serio tropiezo.

Le ha llegado el turno al Centro Pompidou, institución que cumple cuarenta años de trayectoria y que se encuentra evaluando las posibilidades de llevar la marca creada por Georges Pompidou hace cuatro décadas a otras ciudades del mundo, evaluando opciones como Málaga dentro del mismo continente europeo, y considerando a Latinoamérica.

La sede efímera de Málaga fue considerada por Serge Lasvignes, el presidente del centro, como un ejercicio exitoso, y tratándose de llevar al centro Pompidou fuera de los límites de Europa, una de las naciones latinoamericanas que compite con más fuerza por obtener este privilegio es Colombia.

Sin embargo, antes de que el Pompidou arribe a tierras americanas, está prevista la inauguración de un museo de esta marca en Bruselas. La firma ocupará las instalaciones de un garaje art déco de aproximadamente 35.000 metros cuadrados de extensión. También hay conversaciones para inaugurar una sede en Shanghái, se encuentran en medio de las negociaciones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

once − cinco =