El arte es considerado una expresión artística y cultural que ha evolucionado con el tiempo. Desde los primeros indicios, el arte ha demostrado que puede expresar lo mejor, lo cultural y lo diferente de cada época, por eso es que es tan característico a medida que pasan los siglos.

Durante el siglo XIX, el arte ha tenido una evolución conceptual que condujo a su vez a un cambio radical, ya que los movimientos y corrientes artísticas durante estos años surgieron con rapidez por esa aceleración (contrasta con la larga duración de los estilos anteriores que duraban siglos: Románico, Gótico, Renacimiento…) siendo los movimientos son breves, y, a veces, se superponen, coinciden en el tiempo.

En tal sentido, más que nunca es el arte también reflejo de la sociedad, una sociedad acelerada, de cambios radicales: Revolución Industrial, crecimiento demográfico, revoluciones liberales. Por otra parte, desde el punto de vista político asistimos en la primera mitad de siglo a una serie de revoluciones que acabarán asentando regímenes liberales o burgueses en casi toda Europa: revolución de 1820, de 1830 y 1848.

Algunas corrientes artísticas que se desarrollan en el siglo XIX son las siguientes:

Tabla de Contenido [Ocultar]

Romanticismo

Su origen se remonta a finales del siglo XIX y se encuentra centrado en la música y en la literatura alemana e inglesa de finales de este siglo. En tal sentido, el romanticismo surge como una reacción en contra de los esquemas rígidos del clasicismo y recibe un enorme influjo del arte gótico.

Una de sus características principales es que su arte se inclinaba en  la tendencia a lo fantástico, la exaltación del yo y el cultivo de los sentimientos nacionalistas combinados con los nuevos ideales de libertad heredados de la Revolución Francesa.

Asimismo, este tipo de arte involucra una serie de sentimientos estéticos y religiosos que juntos llevará al estudio del paisaje y la naturaleza como algo místico. Un ejemplo claro es que durante la época de Napoleón, quien era un hombre de baja extracción social que llega a ser emperador, con su caída, el romanticismo dió un giro hacia el nacionalismo.

Por otra parte, la arquitectura romántica viene a ser un movimiento medievalista de imitación del arte gótico. En Francia, Franz Christian Gau (1790-1853) construyó la iglesia Sainte Clotilde en el barrio más elegante del París de la época. Jean Baptiste Antoine Lassus (1807-1857) construye la fachada de Saint-Ouen en Rouen y las iglesias de Saint Nicolas de Moulins y Saint Pierre de Dijon.

El realismo

Esta corriente artística se desarrolló entre los años 1850 y 1875 como reacción al exceso de anti mentalismo propio del romanticismo y se caracteriza por representar las cosas como son en realidad.

Mientras se desarrollaba este arte las nuevas ideologías sociales surgían al igual que el  nacimiento de la fotografía y el desarrollo científico serán sus bases doctrinales.

Uno de los países donde surgió el realismo es en Francia, y pronto se difundirá por el resto de Europa. Entre sus figuras más destacadas se encuentran Gustave Courbet (1819-1877), con El entierro de Ornans, obra que refleja la dura vida del trabajador; Honore Daumier (1808-1879) cuya característica es la satirización de sus personajes, y J. F. Millet (1814- 1875), observador de la vida y del mundo del labrador, lo que refleja en obras como El ángelus y Las espigadoras.

El impresionismo

El impresionismo es un  movimiento que se desarrolló  en Francia entre los años 1860 y 1886 como una nueva corriente artística que rompe con el realismo. La nueva concepción del artista era intentar transmitir el ritmo cambiante de las cosas, bajo la influencia de lo espontáneamente percibido y utilizando la vibración de la luz. Así intentaban exponer las impresiones que el artista experimentaba al observar la naturaleza.

Fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

9 − dos =