Solo Queda la Danza, una nueva película inspirada en el mundo del ballet | Danza Ballet 

Contenido

Sobre la película

Cuando Olga se lanza como la nueva estrella del Royal Ballet, su mejor amiga Irma la ve sucumbir a la presión y a la tentación de la vida nocturna del Ámsterdam de los años setenta.

Mientras las jóvenes bailarinas Irma y Olga intentan mantenerse firmes en el exigente mundo del ballet del Ámsterdam de los 70, Olga se presenta como la nueva gran estrella del Royal Ballet.

Pronto descubre el lado oscuro de su talento e Irma tiene que ver cómo su mejor amiga sucumbe a la presión de actuar, perdiéndose en la vida nocturna. Solo Queda la Danza cuenta la historia de un talento excepcional, pero sobre todo la de una sincera y fuerte amistad.

Dirigida por Dana Nechushtan e interpretada por las actrices y bailarinas Elaine Meijerink y Roos Englebert llegará a los cines el 17 de noviembre 2023.

Solo Queda la Danza, una nueva película inspirada en el mundo del ballet | Danza Ballet
Solo Queda la Danza – © Mark de Blok

Trailer oficial | «Solo Queda la Danza»

Estreno viernes 17 de noviembre | VER CINE

Comprar entradas

Solo Queda la Danza, una nueva película inspirada en el mundo del ballet | Danza Ballet

Entrevista a la directora Dana Nechushtan

Solo Queda la Danza, una nueva película inspirada en el mundo del ballet | Danza Ballet
La directora Dana Nechushtan

Las dos protagonistas son originalmente bailarinas, no actrices. ¿Por qué escogiste ese enfoque?

“Por supuesto, primero verificamos si había actrices en los Países Bajos con experiencia en danza. Pero un fondo de danza no era lo suficientemente bueno para esta película, porque no necesariamente quería trabajar con dobles de cuerpo, lo que me limitaría a la hora de hacer una puesta en escena.

El cuerpo de una bailarina de ballet clásico es en realidad imposible de imitar. Para ello se entrenan toda la vida, año tras año, con sangre, sudor y lágrimas. Eso es imposible de igualar en un tiempo limitado. Las bailarinas de ballet clásico como Irma y Olga tienen su cuerpo completamente bajo control y, por lo tanto, son muy reconocibles.

La posición de sus pies, la forma en que caminan, se paran, se doblan, etc. Se puede distinguir de todo ello que alguien es un bailarín de ballet clásico. Esta película tiene sus raíces en el ballet clásico y quería que eso fuese tangible en cada detalle”.

La famosa primera bailarina holandesa Igone de Jongh ha realizado las coreografías de la película. ¿Cómo contactaste con ella?

“Previamente trabajé con ella en el videoclip de la canción BIRDS que dirigí para la cantante holandesa Anouk. Me acerqué a Igone porque quería a alguien en el set que lo supiera todo sobre el baile y el ballet y que pudiera indicarme si las cosas no estaban bien.

No es que quisiera hacer una película perfectamente realista, pero quería saber ese tipo de cosas para poder incluir esos argumentos en una consideración y una decisión que luego tomar como directora. Igone dijo que sí casi de inmediato cuando le pregunté. Solo más tarde surgió la idea de que ella también haría las coreografías”.

Inicialmente, el plan era hacer una película biográfica sobre la famosa bailarina holandesa Olga de Haas. ¿Cuándo dejaste de lado esa idea?

“La verdadera historia de Olga resultó interponerse en nuestro camino a medida que desarrollábamos la película. Queríamos ir más allá de la realidad y queríamos crear una narración universal sobre la amistad y la genialidad.

Porque las historias de personas que irrumpen en la escena, lo dan todo, y luego se queman o desaparecen, se pueden encontrar en todo el mundo, en todas las disciplinas artísticas. Y entonces la realidad resulta ser una limitación. Solo hemos conservado el nombre de Olga. Como tributo a una de las más grandes bailarinas que Holanda haya conocido.

Contando la película desde la perspectiva de Irma, pudimos hacer tangible el talento de Olga y dar rostro a la amistad de estas mujeres. Una amistad que no siempre puede sentirse igual, pero una amistad que ha sido elegida desde el fondo del corazón”.

Entrevista a la guionista Roos Ouwehand

Solo Queda la Danza, una nueva película inspirada en el mundo del ballet | Danza Ballet
La guionista Roos Ouwehand

¿De dónde surgió la idea de escribir Solo Queda la Danza?

“El primer plan era hacer una película sobre la vida de Olga de Haas, una famosa bailarina holandesa que tuvo mucho éxito en los años setenta. Vi una foto de ella colgada en un teatro, entre bastidores, e inmediatamente me fascinó. Tenía un gran talento, pero murió joven: sucumbió a la anorexia, al alcohol y a las drogas. Me conmovió su historia: cómo el

talento a veces puede mantenerte en un dominio absoluto y cómo el éxito no siempre es fantástico”

¿Por qué elegiste el mundo del ballet para la historia, cuando en realidad tú misma tienes experiencia en el teatro?

“Porque bailar ballet es físicamente incluso más difícil que actuar. Tienes que lanzarte al cien por cien físicamente en un papel cada noche para dar todos los saltos. Ese elemento juega un papel menos importante en el drama.

Siempre me ha parecido fascinante que el ballet sea tan agotador y exigente para los bailarines. Sentado en el teatro, como público, a menudo solo ves la ligereza y la aparente facilidad”.

Has elegido ambientar la historia en los años 70, la época de Olga de Haas. ¿Por qu escogiste ese período de tiempo?

“Pensé que era un escenario hermoso para esta historia por el contraste entre el mundo del ballet clásico, con su estricta jerarquía, leyes y rituales, y la lucha por la búsqueda de más libertad que se estaba dando en las calles en ese momento: los años setenta, llenos de alcohol, drogas y flower power.

Además, en ese momento, casi no se sabía nada sobre la anorexia, con la que también lucha el personaje principal, Olga”.

Igone de Jongh coreografió las rutinas de ballet de la película. ¿Hablaste con ella de ese estrés particular del mundo del ballet para tu investigación?

«Sí. Aunque creo que Igone es una bailarina diferente a Olga. Igone se parece mucho más a su mejor amiga Irma, que funciona en gran medida con una estricta disciplina. La práctica hace la perfección. Olga es una bailarina que baila sobre todo desde su emoción.

¿Pensaste alguna vez en la película BLACK SWAN mientras escribías? Esa película trata sobre el mismo tema: una bailarina que sucumbe a la presión.

“De vez en cuando sí. Pero al mismo tiempo, quería mantenerme alejado de BLACK SWAN, porque no me gusta nada el horror. Realmente no pude hacer nada con ese elemento de esa película. Mis historias se centran mucho más en las relaciones entre las personas: ¿Cómo interactúan las personas entre sí y qué consecuencias provoca?

Ese fue también el punto de partida para Solo Queda la Danza mucho más que los demonios internos de Olga. Para mí, la impotencia con la que Irma tiene que ver que su amiga cae lenta pero inevitablemente es también una especie de horror. Pero es un horror con el que puedo conectarme”

Dossier de prensa

Solo Queda la Danza, una nueva película inspirada en el mundo del ballet | Danza Ballet

Guía Solo queda la danza

Solo Queda la Danza, una nueva película inspirada en el mundo del ballet | Danza Ballet

Más información

Solo Queda la Danza, una nueva película inspirada en el mundo del ballet | Danza Ballet

Web | Facebook | Twitter | Youtube | Instagram

NdeP – VER CINE

 



Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 + 4 =