Soltan Galib oglu Soltanli
nació en 1976 en la familia de un maestro en el pueblo de Kalva de la región de
Agsu en la República de Azerbaiyán. Comenzó a pintar en su infancia. En su
adolescencia se hizo mucho más fuerte el deseo de ser pintor. Esa fue la razón
de que en 1991 se trasladase a Bakú para ingresar en la antigua Escuela Estatal
de Artes de Azerbaiyán que lleva el nombre de Azim Azimzade, pero fracasó.
Volvió al pueblo y continuando allí su educación, Soltan se apegó mucho a la
pintura, incrementó sus contactos con la naturaleza y trató de sentirla
profundamente.

El padre de Soltan se opuso
al deseo de su hijo. Por eso Soltan pintaba sus cuadros en secreto. Entendió
que de no salir del pueblo no alcanzaría sus deseos. Solo tenía una manera de
ir a Bakú para obtener una educación superior. Tenía también un gran interés
por la literatura. Entonces, en 1993, Soltan ingresó a la facultad de filología
de la Universidad Pedagógica Estatal de Azerbaiyán y se graduó en 1997. Durante
los años 1997-2000 obtuvo el título de magister según la lingüística de esa
universidad.

Al venir a Bakú, Soltan se
interesó mucho por la pintura, fue a las exposiciones y visitó los estudios de
pintores y escultores famosos, escribió artículos sobre ellos y siempre quiso
aprender. Su intención fue decisiva: ¡ingresar a la Escuela de Artes!

Soltan tenía suficiente
información sobre el arte. Realizó las generalizaciones sobre la actividad de
los pintores y trató de explicarse las obras a sí mismo. Según el pensamiento
de Soltan, la actividad de todos los pintores que había visto se parecía entre
sí. Pero le dio inquietud: ¿por qué las actividades de todos los pintores eran
iguales? ¡¿En ese caso era necesario obtener la educación artística?!

En 1995, para obtener la educación
en pintura, Soltan fue a las conferencias en la antigua Escuela de Arte Estatal
de Azerbaiyán que lleva el nombre de Azim Azimzade y vio la deficiencia de la
educación tradicional para la actividad de sus sueños, luego decidió no obtener
la educación en pintura de manera decisiva. Su objetivo era convertirse en un
pintor diferente. ¿Quién y dónde le enseñaría esa diferencia? Por eso prefería formarse
a sí mismo.

Entonces Soltan quería crear
su estilo. Deseaba convertirse en un pintor sensato y sorprendente que surgía
de las capas profundas del intelecto humano, que rodeaba las ideas filosóficas
y el pensamiento.

La pregunta «¿Cómo
convertirse en diferente?» le interesaba mucho. Para obtener la respuesta
a esta pregunta, comenzó a leer mucho, estudió el arte de la pintura de
Azerbaiyán y encontró el punto principal: en el período existente, la pintura
de Azerbaiyán estaba privada del pensamiento, la filosofía, el pensamiento no
tenía una expresión filosófica clara y correcta. La literatura de Azerbaiyán y
el mugham que tienen una gran tradición son más filosóficas que la pintura de
Azerbaiyán. Significa que uno puede crear ese pensamiento filosófico en la
pintura.

Después de todo esto, Soltan
llegó a la conclusión de que la pintura no era sólo el arte de la descripción,
sino principalmente el arte de pensar. El pintor entendió que cuando el arte
expresaba la realidad era superficial y transitorio. Por eso el arte debe
aprender los temas eternos y crear su mantenimiento eterno. Y esta actividad
tenía que estar lejos del malentendido que ahora abordan muchas personas.

Las pinturas de Soltan son
los ejemplos maduros del arte y la pintura modernos. En estas obras se pueden
ver las capas profundas del tema. Intenta revelar completamente el tema a la
audiencia y lo considera su deber. Según su pensamiento, si la obra no es clara
para el pintor-creador, tampoco lo es para el público. En resumen, ¡el pintor
que no tiene el pensamiento claro no puede crear la obra incuestionable! El
pintor debe pintar la obra más filosófica con tanta facilidad que el público
pueda entenderla sin dificultad.

El intelecto y la filosofía
son las principales peculiaridades de la actividad de Soltan. El pintor no
acepta ningún malentendido como «profundo», «filosófico» no
quiere engañar al público, trata de ampliar el mundo onírico de la humanidad
con sus obras y mostrar la esencia del mundo real. Según el pensamiento del
pintor cada obra es la explicación de algo. Por eso no es necesario explicar la
obra, a condición de que la obra se pinte con claridad.

Soltan cree en su fantasía y
en sus pinturas crea la fe en la audiencia. Según el pensamiento de Soltan la
principal exigencia del arte es pintar la irrealidad de forma convincente,
lógica, filosófica, clara y sencilla. El arte de la pintura debe persuadir a
las personas a la vida, al futuro, a no crear en ellos un pesimismo terrible,
pensamientos horribles, y no privar a la audiencia de la impaciencia, la
incomprensión y la depresión. Según el pensamiento de Soltan, cuando el público
no puede entender la obra no debe culparse a sí mismo y no debe decir “Puede
ser que no entiendo”. Porque todo en el mundo es comprensible. No hay obra
inconcebible para el espectador en el cuadro, hay una obra creada por la
incompetencia intelectual del autor. Desde este punto de vista, el verdadero
arte impone las serias demandas frente al autor en primer lugar, el artista
acerca la verdad junto con la audiencia, la lleva a la esencia de la realidad y
abre nuevas oportunidades para el pensamiento.

Soltan también es un artista
que crea gráficos y caricaturas. Soltan ha ganado premios en muchas
exposiciones, sus obras han formado parte de muchos catálogos internacionales y
se conservan en museos y colecciones privadas de diferentes países.

Fuentes:

https://www.soltan-soltanli.com/

https://www.instagram.com/soltan.art/

https://www.facebook.com/art.soltan/

https://www.wikiart.org/es/soltan-soltanli

Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog
corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo
de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro,
y que otras personas disfruten contemplando sus obras.



Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

2 + 16 =