Beni Gassenbauer pinta grandes acuarelas figurativas, luminosas. Este medio le proporciona la transparencia necesaria para pintar la luz mediterránea que se refleja en el brillo del sol y penetra hasta la sombra más profunda, creando contrastes cromáticos intensos y sobrecogedores.

Beni nos invita a entrar en el cuadro y buscar lo oculto. Por lo tanto, ofrece al espectador escenas de puertas antiguas, patios traseros, pasadizos sombreados y balcones. Allí transmite al público sus profundos sentimientos de tranquilidad y paz.

Beni Gassenbauer nació en 1949 en Francia y vive en Jerusalén desde hace cuarenta años. Ha estudiado con los mejores maestros y profesores de arte de Israel. Ha sido seleccionado para participar en numerosas exposiciones internacionales de acuarela y ha tenido muchas exposiciones individuales en todo el mundo.

Actualmente es el director de la rama israelí de la Sociedad Internacional de Acuarela.

El medio de Gassenbauer es la acuarela sobre papel y aplica muy hábilmente capas transparentes de pintura para crear una textura muy rica de imágenes nítidas. Transmite una sensación de drama y aventura en su aplicación de color, moviendo un pigmento aparentemente aleatorio pero sin embargo deliberado y rico en el charco de agua desde los rosas pálidos de la luz de la mañana hasta las sombras profundas y oscuras creadas por el duro sol del Mediterráneo. Esta es la magia de Gassenbauer. Sus herramientas no pueden ser más prosaicas, pero con estos simples elementos transforma el papel en un campo aparentemente ilimitado de espacio y luz.

Gassenbauer seduce al espectador para que se detenga y observe todos los detalles: un árbol, una roca, una pared o las montañas distantes envueltas en el tono especial de la luz del desierto. La pura acumulación de detalles da una sensación de energía y animación a las composiciones despobladas.

Particularmente impresionante, tanto desde el punto de vista visual como técnico, es la interacción del artista entre el papel bidimensional y el espacio tridimensional. Aquí, como en otras obras, la meditación de Gassenbauer sobre la naturaleza, aunque no intencionalmente religiosa, transmite en ella la inmanencia de lo sagrado. – MAREK YANAÏ, Academia de Arte Bezalel, Jerusalén.

Fuentes:

https://www.beni-gassenbauer.com/

https://www.instagram.com/beni_gassenbauer/?hl=es

https://www.facebook.com/beni.gassenbauer2/

https://wooarts.com/beni-gassenbauer/

Nota: La propiedad intelectual de las imágenes que aparecen en este blog corresponde a sus autores y a quienes éstos las hayan cedido. El único objetivo de este sitio es divulgar el conocimiento de estos pintores, a los que admiro, y que otras personas disfruten contemplando sus obras.



Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciseis − ocho =