Parsifal de Richard Wagner. Un monumento musical extraordinario con un reparto vocal de lujo en el Teatre Liceu | Danza Ballet 

Festival escénico sagrado basado en leyendas medievales sobre el Santo Grial y la lanza de Longino, Parsifal es la última partitura de Richard Wagner. Obra de carácter simbólico, ejemplifica mejor que ninguna otra ópera el concepto de la redención. Parsifal, el héroe que ignora sus propios orígenes e incluso su nombre, personifica la inocencia y la compasión.

Contenido

Sobre la obra

Parsifal está considerada como una de las obras fundamentales del legado estético e intelectual de Wagner, que trata sobre la redención y la esperanza de un nuevo comienzo tras la llegada de un héroe salvador.

El estreno de Parsifal en los grandes teatros de ópera a partir de 1914, momento en que prescribieron los derechos exclusivos que tenía el Festival de Bayreuth desde 1882, provocó un importante impacto en Barcelona. La medianoche del 31 de diciembre de 1913 el Liceu se avanzaba a los demás teatros del mundo para descubrir una partitura colosal.

Este montaje de Claus Guth, seguramente uno de los más aclamados, tiene la mirada puesta en la vieja Europa tan bien explicada en La montaña mágica de Thomas Mann. Coproducción del Gran Teatre del Liceu y la Opernhaus Zürich de 2011, interpreta la obra fuera del contexto de la época en que fue escrita.

La búsqueda de los Caballeros del Grial en un redentor está correlacionada con la desorientación y búsqueda de significado en los años posteriores a la Primera Guerra Mundial, y en última instancia refleja los acontecimientos que llevaron al golpe de estado en Alemania en 1933: un decadente hospital para lesionados de la guerra, inundado de traumas y desánimo, donde las esperanzas depositadas en un nuevo líder solo llevarán a un nuevo desastre. Centrada en el símbolo y el mito, muestra la decadencia moral y física en el sino de una saga familiar. Un conflicto que el amor y el perdón podrán resolver.

Josep Pons, exmonaguillo de Montserrat que soñaba con este título ya desde sus años en el monasterio, nos conducirá por los misterios de este monumento musical extraordinario con un reparto vocal de lujo que incluye a Nikolai Schukoff, Elena Pankratova, René Pape, Matthias Goerne y Evgeny Nikitin. Sin duda, uno de los momentos más conmovedores de la temporada.

Parsifal
Festival sagrado en tres actos
Libreto de  Richard Wagner
Estreno absoluto: 26/7/1882 en el Festspielhaus de Bayreuth
Estreno en Barcelona: 31/12/1913, en el Gran Teatre del Liceu

Del 25 de mayo al 7 de junio | Gran Teatre del Liceu

Venta de entradas

Comprar entradas

Parsifal de Richard Wagner. Un monumento musical extraordinario con un reparto vocal de lujo en el Teatre Liceu | Danza Ballet

Parsifal de Richard Wagner. Un monumento musical extraordinario con un reparto vocal de lujo en el Teatre Liceu | Danza Ballet

El Gran Teatre del Liceu y Parsifal (1882) de Richard Wagner (1813-1883) viven una larga historia de amor. Cuando se estrenó en el Festival de Bayreuth (Alemania) se anunció que los derechos de exhibición de esta obra considerada como el testamento artístico e intelectual del compositor caducarían el 1 de enero de 1914.

Adelantándose a los teatros de todo el mundo, el Liceu fue el primero en ofrecerla a su público levantando el telón a las 11 de la noche (12 en Alemania) del 31 de diciembre de 1913. Es por ello que cada vez que Parsifal regresa al Liceu se convierte en todo un acontecimiento.

Sus necesidades artísticas e interpretativas están al alcance de pocos coliseos ya que precisa de una orquesta de más de 100 músicos, un coro enorme –incluyendo uno infantil– y un reparto de cantantes capaces de abordar algunos de los personajes más complejos de la lírica universal. Son cuatro horas y media de una música que ha sido calificada simplemente como sublime.

El Liceu la recupera en una producción propia –en colaboración con la Opernhaus-Zürich– que firma Claus Guth dirigida desde el podio por el director musical del Gran Teatre, el maestro Josep Pons, de probada y contrastada excelencia en el repertorio wagneriano. El Liceu contará con un reparto de estrellas encabezado por Nikolai Schukoff (Parsifal), Elena Pankratova (Kundry), René Pape (Gurnemanz), Matthias Goerne (Amfortas), Evgeny Nikitin (Klingsor) y Paata Burchuladze (Titurel), con las Muchachas Flor interpretadas por Isabella Gaudí, Núria Vilà, Mercedes Gancedo, Sonia de Munck, Tànit Bono y Marifé Nogales. Junto al Cor del Gran Teatre del Liceu que dirige Pablo Assante colaboran el Cor Infantil Amics de la Unió (Josep Vila Jover, director) y la Coral Càrmina (Daniel Mestre i Dalmau, director).

Se ofrecerá un total de seis funciones entre el 25 de mayo y el 6 de junio. La obra se retransmitirá en streaming –en diferido y a todo el mundo– desde la plataforma OperaVision de Opera Europa el 7 de julio. (La grabación la hará el equipo técnico del propio Gran Teatre durante la función del 7 de junio).

Parsifal posee una música excepcional ya desde su impresionante preludio. De gran fuerza simbólica, su trama camina tras el concepto de la redención de la mano del protagonista, un héroe-salvador que ignora sus orígenes –e incluso su nombre–, personificando la inocencia y la compasión. La obra posee momentos de gran tensión dramática, como el gran dúo de casi cuarenta minutos del segundo acto en el que Parsifal y la seductora Kundry mantienen un acalorado encuentro.

En esta escena el héroe se enfrenta con su pasado ante una mujer que intenta conquistarle, pero que también le consuela como una madre; ella desea obtener del héroe un primer beso de amor y de esta manera hacerlo suyo y del mago Klingsor, tal y como había hecho años antes al amar por mandato de su amo al noble Amfortas, agónico desde entonces. Pero el beso funciona de manera inesperada: Parsifal se da cuenta del valor de su misión y Kundry debe aceptar que ama a un muchacho en cuya inocencia, precisamente, radica su redención.

La partitura posee más de cuatro horas de música y el espectáculo, en total, abarca más de cinco.

Parsifal de Richard Wagner. Un monumento musical extraordinario con un reparto vocal de lujo en el Teatre Liceu | Danza Ballet

La producción

La producción de Claus Guth –un director de escena que indaga en las capas de mayor profundidad psicológica de las obras que moldea– sitúa la acción en esa Alemania hundida y arrasada tras la Primera Guerra Mundial, específicamente en un hospital para mutilados de guerra. En ese espacio poético, decadente y cruzado por traumas y despojos humanos, habitan los caballeros que custodian el sagrado Grial, en este caso personificados por los médicos del sanatorio.

Las enfermeras y enfermeros son los escuderos y el mago Klingsor se transforma en el propietario de un burdel. Gurnemanz aparece como si fuera un sacerdote y el viejo Amfortas es el decrépito director del sanatorio. Los internos esperan la llegada de un nuevo salvador, pero este montaje, que actualiza el mito, advierte sobre los falsos redentores. ¿Será en realidad este nuevo héroe –que finalmente consigue lo que se propone– un falso ídolo que llevará a su sociedad a una catástrofe todavía peor que la vivida?

La propuesta presenta un detalle que ayuda a comprender su reflexión sobre la autoridad en un mundo tensionado por el bien y el mal: al final Kundry marcha al exilio con una maleta. Desde las primeras interpretaciones de la obra, siempre se le ha identificado con la comunidad judía; en esta producción, su huida es el presagio de la llegada del nazismo (o del miedo de que vuelva a suceder algo parecido).

Aglaja Nicolet se encargará de la reposición de este montaje que cuenta con escenografía y vestuario de Christian Schmidt, coreografías de Volker Michl, diseños de iluminación de Jürgen Hoffman y vídeos de Andi A. Müller.

Parsifal de Richard Wagner. Un monumento musical extraordinario con un reparto vocal de lujo en el Teatre Liceu | Danza Ballet

Más información

Parsifal de Richard Wagner. Un monumento musical extraordinario con un reparto vocal de lujo en el Teatre Liceu | Danza Ballet
 

Web | Facebook | Twitter | Youtube | Instagram | Spotify

NdeP – Premsa – Departament de Comunicació Gran Teatre del Liceu

 



Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

18 − doce =