El veganismo ha venido ganando adeptos en los últimos tiempos debido a ser un tipo de alimentación variada y equilibrada que ayuda a tener mejores perspectivas en cuanto a salud se refiere

 

DAT.- Hablar de las personas veganas es hacerlo de individuos que se alimentan exclusivamente de alimentos vegetales o, en otras palabras, no comen animales o productos de origen animal, llevando además un estilo de vida que incluye cuidar a los animales, proteger el medioambiente o cuidar la propia salud.

Explica Nelson Rafael Bustamante Abidar que, ya hablando a nivel gastronómico, a lo largo de la historia el vegetarianismo siempre ha estado presente, ya sea por razones religiosas, políticas o sociales.

El concepto de vegetarianismo se remonta al menos 6000 años atrás con los primeros registros de las culturas hindúes; pero, incluso en Europa hace 2500 años, algunas escuelas griegas de filosofía ya rechazaron el consumo de carne, huevos y leche por razones éticas al tiempo que afirmaban que una alimentación exclusivamente vegetal es más saludable.

Ahora bien, el término ‘veganismo’ no apareció hasta 1944, y se construye uniendo el principio y el final de la palabra vegetarianismo (veg-etari-anismo), lo cual refleja la idea de que el veganismo empieza a partir del vegetarianismo y lo lleva un paso más allá, siguiendo el razonamiento lógico de los motivos por los que elegir el vegetarianismo.

Contenido

Gastronomía vegana: Qué si y qué no

Una dieta sin productos de origen animal es extremadamente versátil. La transición hacia una alimentación más vegetal abre un mundo de nuevas y emocionantes posibilidades culinarias, y los productos de origen animal se pueden sustituir fácilmente.

Las frutas y verduras como los tomates, la col, la calabaza, el ajo, las olivas, el brócoli, las manzanas, las nectarinas, los frutos del bosque, los plátanos, los melones y las naranjas son alimentos que constituyen una fuente importante de vitaminas, minerales, fitonutrientes y fibra.

Las legumbres como las lentejas, los guisantes, las alubias, la soja y los altramuces son una fuente importante de proteína.

Los granos integrales y cereales como la avena, el centeno, la espelta, el trigo, la cebada, el mijo y el arroz, junto con pseudocereales como la quinua, el amaranto y el trigo sarraceno, aportan carbohidratos complejos, fibra y fitoquímicos.

Los frutos secos y semillas como las semillas de lino, las nueces y las semillas de cáñamo aportan grasas saludables y nutrientes con alto valor nutricional.

Las alternativas veganas a la carne como el tofu, las hamburguesas veganas, el escalope y las salchichas vegetales se pueden encontrar en multitud de versiones hechas, por ejemplo, con soja, seitán y altramuz. También existen alternativas veganas para la leche, el yogur y el queso que se elaboran normalmente con soja, frutos secos y cereales.

 

LEA TAMBIÉN | Nelson Rafael Bustamante Abidar | ¡Conócelas! Top 6 de bebidas típicas navideñas en Venezuela

 

Las personas veganas evitan por completo el consumo de carne animal, los derivados de productos animales y cualquier alimento que contenga ingredientes de origen animal. Esto incluye lo siguiente: carne roja y de ave procedente de animales; pescado y otros animales marinos; lácteos como la leche, el queso, el yogur y la mantequilla de vaca, cabra, oveja, etcétera; huevos como los huevos de gallina o el caviar; miel y otros productos de las abejas; ingredientes de origen animal como la gelatina, la lactosa, el suero de leche, la goma laca, el carmín y los ácidos grasos omega 3 derivados del pescado; y también productos que han sido procesados o clarificados con cualquier ingrediente animal.

 

(Con información de Nelson Rafael Bustamante Abidar)



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro × cinco =