El estado de Nueva York dio por cancelado el esperado megaconcierto para celebrar el 50 aniversario del Festival Woodstock. 

Para los seguidores de este tipo de eventos no habrá tres días de paz, amor y música al aire libre, al ser anunciado oficialmente la no celebración.

Los organizadores realizaron varios intentos por llevar a cabo el espectáculo previsto entre el 16 y el 18 agosto, como en  el año 1969, en la zona newyorkina de Bethel. El cofundador de Woodstock, Michael Lang dijo que el festival intentaba repetir la experiencia de hace medio siglo.

Entre problemas económicos y la falta de permisos, el sueño comenzó a romperse. Los organizadores retrocedieron a una estructura más pequeña, en la localidad de Vernon,  pero allí también le negaron el permiso, reseñó ansalatina.com.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciocho − 1 =