El minimalismo ha perdido a uno de sus máximos exponentes en Europa, se trata del abstraccionista geométrico Francois Morellet, quien murió hace pocos días a la edad de 90 años.

Este destacado artista francés fue uno de los fundadores del Grupo de Investigación de Arte Visual, conocido también como GRAV por sus siglas en lengua francesa, y trabajó en este colectivo junto a otros grandes nombres del arte contemporáneo del siglo XX, como Julio Le Parc y Francisco Sobrino.

Piet Mondrian y Victor Vasarely influyeron notablemente en la obra de este artista, así como la del resto de los integrantes del GRAV, con la salvedad de que quisieron poner sobre los hombros del espectador una participación activa, sentando las bases de movimientos tan importantes como el Arte Óptico y el Arte Cinético.

Entre los aportes de Francois Morellet al arte, que no fueron pocos, estaba el de descartar a la pintura convencional por considerarla un medio de expresión obsoleto, e incorporar el uso de nuevos materiales. Entre ellos podemos señalar el uso del neón, uno de los sellos más indiscutibles de su estética minimalista.

También participó en la creación del grupo Nouvelle Tendance y tuvo una gran empatía con la obra de maestros como Duchamp, Picabia y Mondrian, anteriormente mencionado.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

uno × cuatro =