Uno desea que le vaya bien a los directores que a uno le gusta, que puedan desarrollar lo que hacen bien sin tener que preocuparse por excesivas limitaciones. Pero también hay parte que desearía que no estuviesen encerrados en las exigencias del cine más grande y pudieran regresar a algo más asequible pero atrevido.

Porque incluso aunque se celebra que Denis Villeneuve esté sacando tan buenos resultados artísticos y comerciales de ‘Dune: Parte dos’, es difícil despejar el deseo por tener un thriller más terrenal y crudo como los que empezó a hacer en Hollywood. En otra esfera podríamos colocar a Adam Wingard, que está triunfando mientras se lo pasa en grande haciendo películas como ‘Godzilla y Kong: El nuevo imperio’, pero parte de nosotros desearía ver de nuevo algo como ‘The Guest’.

Contenido

Una visita poco placentera

Seguramente la mejor película realizada por Wingard, donde su pasión por los thrillers clásicos o el terror cotidiano y el estilazo ochentero mamarracho se convierte en una fantástica bola de demolición. Dan Stevens y Maika Monroe protagonizan una película de acción escalofriante que puedes ver en streaming a través de acontra+ y de Filmin.

En ella la familia Peterson lamenta la pérdida de su hijo, asesinado durante la guerra de Afghanistán. En medio de este doloroso proceso, un misterioso visitante llega a su casa afirmando ser amigo íntimo de su hijo. Rápidamente conquista con sus buenas maneras, pero hay algo escamoso tras la superficie que no tardará en desvelarse de la manera más violenta.

Es un planteamiento que Wingard presenta muy bien, con un tono casi de drama clásico de forastero llegando a un pueblo con intenciones desconocidas. El desarrollo luego tiene mucho del músculo crudo de John Carpenter o el implacable sentido del horror noir del primer James Cameron.

‘The Guest’: cañonazo ochentero

The Guest 2014 Dan StevensThe Guest 2014 Dan Stevens

El director tiene muy claras sus referencias, pero lejos de quedar devorado por ellas las intenta asimilar y celebrar de la manera más festiva posible para dar un mazazo de ultraviolencia. El carisma de Stevens vende esta tensión eléctrica que tiene que sostener buena parte del conjunto, desde ese primer acto crucial hasta los golpes de acción.

Por supuesto, también es destacable una Monroe que ese mismo año también protagonizaba ‘It Follows’, presentando rápido los papeles para ser considerada una musa en el cine de género. Ambos proporcionan la textura necesaria para elevar el trabajo ya de por sí encomiable de Wingard, que en hora y media hace un thriller ejemplar en su crudeza y en su estilo recargado.

En Espinof:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

quince + 8 =