El Pentágono difundió un vídeo que muestra a un Su-27 arrojando combustible sobre el MQ-9 Reaper. El incidente elevó al máximo la tensión entre las potencias en medio de la invasión de Putin a Ucrania

Los Su-27 rusos vertieron combustible y golpearon la hélice del MQ-9, provocando que las fuerzas estadounidenses tuvieran que derribar el MQ-9 en aguas internacionales.

El Comando Europeo del ejército de EE.UU. publicó este jueves imágenes desclasificadas del incidente protagonizado entre un caza ruso “Su-27″ y un dron estadounidense sobre aguas del Mar Negro y que acabó provocando que la nave no tripulada se estrellara.

Según informó el comando de Estados Unidos en un comunicado, las imágenes muestran el momento en el que “un avión ruso realizaba una interceptación insegura y poco profesional de un dron ‘MQ-9′ de la Fuerza Aérea de EE.UU. en el espacio aéreo internacional sobre el Mar Negro, el 14 de marzo”.

El mando estadounidense también ofrece un guión gráfico de cómo ocurrió este incidente en el Mar Negro, en el que había otro caza ruso, que ha aumentado la tensión entre Washington y Moscú y que tiene como fondo la guerra en Ucrania.

Según el guión de este video, el suceso comienza cuando un avión ruso se acerca a la parte trasera del “MQ-9″ estadounidense. Poco después la aeronave del Kremlin comienza a liberar combustible a su paso y, mientras lo hace, vuela por encima del dron. El ejército estadounidense dijo que la maniobra fue un aparente intento de cegar los instrumentos ópticos del dron y expulsarlo de la zona.

La maniobra fue un aparente intento de cegar los instrumentos ópticos del dron y expulsarlo de la zona. (REUTERS)La maniobra fue un aparente intento de cegar los instrumentos ópticos del dron y expulsarlo de la zona. (REUTERS)

En apenas unos minutos, el “Su-27″ ruso inicia una segunda aproximación hacia el “MQ-9″, vuelve a liberar combustible y pasa aún más cerca del aparato no tripulado.

Poco después, el avión ruso choca con el dron y la imagen de la cámara del “MQ-9″ se pierde durante aproximadamente 60 segundos, relata el comando estadounidense. Cuando la cámara recupera la transmisión se puede ver que la hélice y uno de los puntales del dron están dañados.

El fragmento publicado no muestra los acontecimientos anteriores ni posteriores al aparente enfrentamiento por vertido de combustible.

El fragmento publicado no muestra los acontecimientos anteriores ni posteriores al aparente enfrentamiento por vertido de combustible. (REUTERS)El fragmento publicado no muestra los acontecimientos anteriores ni posteriores al aparente enfrentamiento por vertido de combustible. (REUTERS)

Tras el incidente, el Gobierno de Estados Unidos aseguró que se vio obligado a estrellar el dron contra aguas del Mar Negro y responsabilizó a Moscú del incidente que, según dijo, fue deliberado.

En cambio, el Ministerio de Defensa de Rusia negó cualquier contacto entre sus cazas y el dron, que según la versión del Kremlin, entró en un brusco vuelo incontrolado y colisionó contra el mar tras perder repentinamente altura.

Estados Unidos responsabilizó a Moscú del incidente que, según dijo, fue deliberado.Estados Unidos responsabilizó a Moscú del incidente que, según dijo, fue deliberado.

Tras el episodio, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Mark Milley, hablaron con sus homólogos rusos, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, y el jefe del Estado Mayor ruso, el general Valery Gerasimov. Fueron las primeras llamadas entre los altos mandos desde octubre.

Aunque los intentos de interceptación no son infrecuentes, el incidente en medio de la guerra en Ucrania ha suscitado preocupación por la posibilidad de que acerque a Estados Unidos y Rusia a un conflicto directo.

El hecho de que los máximos responsables militares y de defensa de ambos países hablaran tan poco después del encuentro sobre el Mar Negro subraya su gravedad.

El Ministerio de Defensa ruso dijo en su informe de la llamada con Austin que Shoigu acusó a Estados Unidos de provocar el incidente al ignorar las restricciones de vuelo que el Kremlin había impuesto debido a sus operaciones militares en Ucrania.

Un dron MQ-9 en un aeropuerto de Afghanistan. (AP/Massoud Hossaini, archivo)Un dron MQ-9 en un aeropuerto de Afghanistan. (AP/Massoud Hossaini, archivo)

Rusia también culpó a “la intensificación de las actividades de inteligencia contra los intereses de la Federación Rusa”.

Tales acciones de EE.UU. “conllevan una escalada de la situación en la zona del Mar Negro”, dijo el Ministerio de Defensa, advirtiendo que Rusia “responderá con la misma moneda a todas las provocaciones.”

El incidente tuvo lugar cerca de la anexionada península ucraniana de Crimea, donde Moscú ve con malos ojos la presencia de la OTAN, sean buques de guerra o aparatos de reconocimiento y vigilancia.

(Con información de EFE y AP)

Sígue a Noticias al día y a la hora en nuestro Telegram, Twitter, Facebook, Instagram y recibe de inmediato los hechos noticiosos.





Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

17 − uno =