La famosa Torre Eiffel será restaurada con una gran mano de pintura. El  monumento va a ser repintado para garantizar su durabilidad, protegerlo del óxido y del viento. Se utilizarán unas 60 toneladas de pintura. El proceso de restauración tiene un costo de 40 millones de euros.

Este trabajo tomará cinco meses y comenzará a partir del mes de octubre ya que se debe quitar la pintura actual y limpiar la torre para prepararla para la nueva capa, para ello necesita un equipo de arquitectos especializados. El objetivo es evitar el deterioro de uno de los monumentos más visitados del mundo.

La torre ya ha sido pintada 18 veces y es pintada cada 6 o 7 años. Para cada ocasión, son necesarios 25 pintores que trabajen de forma minuciosa. Desde 1968 mantiene ese color marrón que, para muchos, es el que mejor se adapta con el paisaje urbano que la rodea.

En la torre se construye un muro de vidrio en su base, de 3,24 metros de altura y 7 centímetros de espesor, para proteger el monumento contra posibles atentados terroristas. Se estima que ese muro terminará de construirse en julio de este año.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 × 1 =