Los intríngulis del vil asesinato del que fue víctima el General Antonio José de Sucre la mañana del 4 de junio de 1830 son los ejes sobre los que gira ‘Muerte en Berruecos’, película del cineasta Caupolicán Ovalles que relata una historia de intrigas y complots detrás de lo que se conoce como el primer magnicidio perpetrado en Sudamérica.

Muerte en Berruecos’ es una historia sobre la lucha del poder contada con tintes de thriller policial. La cinta, que fue escrita por el mismo Ovalles en colaboración con Edgar Narvaez, llegará a las salas de cine del país el próximo 13 de abril. Se trata, además, de una obra que se sale de los paradigmas típicos de los dramas históricos y se centra de lleno en la la investigación del asesinato de Sucre realizada por el Capitán Alejandro Godoy, interpretado por Luis Gerónimo Abreu.

Esto último se dio así porque Ovalles no quería realizar una biografía. “Esto es más bien una película policial de época. Es un thriller policial, lo manejamos así y fundamentalmente es un crimen que no se ha resuelto todavía. Digamos que hay muchas aristas que no están mezcladas”, dice al respecto el director durante una entrevista publicada por el CNAC, en la cual agrega: “En la película le estamos dando elementos de diferentes testimonios, de diferentes puntos de vista de cómo fue asesinado Sucre, mediante las declaraciones que hacen personajes que están vinculados”.

Lograr todo eso se llevó casi tres años de investigaciones en las múltiples bibliografías de Sucre, amén del financiamiento del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) y la coproducción de Panamá a través del Proyecto Ibermedia. Muerte en Berruecos’ se filmó entre Venezuela, Colombia y Panamá.

El resto del reparto de la cinta lo conforman Augusto Nitti como el Mariscal Sucre, Ignacio Márquez como García Telles, Gerardo Lugo en el papel del conspirador José María Obando, y Manuel Salazar como Paredes, un general de la época presente en la historia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciocho + trece =