Alicia Alonso, bailarina y coreógrafa cubana, fue nombrada Embajadora Mundial de la Danza por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) durante el 35° Congreso Mundial del Instituto Internacional de Teatro (ITI-UNESCO) y de Artes Escénicas celebrado en la ciudad de Segovia, España.

La bailarina cubana, a sus 96 años, compartió el reconocimiento con la actriz y coreógrafa española, Cristina Hoyos quien agradeció por ambas el reconocimiento en un emotivo discurso. Ya alejadas de los escenarios, Hoyos enfatizó: “Seguimos bailando en nuestro interior”.

Alonso ha sido una figura destacada en el ballet latinoamericano y mundial. Fue conocida por sus interpretaciones de Carmen y Giselle. Además, participó en la puesta en escena de innumerables obras románticas y clásicas. Es reconocida por ser la primera bailarina de América Latina en bailar con el ballet de Bolshoi. Se destacó como estrella invitada de los ballets rusos de Montecarlo, el Ballet de la Ópera de París y el Royal Danish Ballet.

Alicia Alonso expresó: “Me siento muy agradecida y honrada” al recibir este premio otorgado por la UNESCO, como reconocimiento a su destacado trabajo por la danza y la cultura. En 1999, la organización, le había concedido la medalla Pablo Picasso por su contribución a la danza.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

3 × tres =