Hölle der Vögel (El infierno de los pájaros) fue subastado recientemente en Christie’s de Londres, alcanzando un precio de venta de 40,8 millones de euros, convirtiéndose de este modo en una obra clave del pintor alemán Max Beckham, además de hacer historia al ser la pintura más cara del expresionismo alemán.

Tal y como ocurre con muchas obras de este período germano, la pieza de Beckmann usa escenas alegóricas y terribles que causan en el espectador una gran inquietud y malestar, haciendo uso de elementos propios de la mitología, el clasicismo y evocando, de un modo profundo, aspectos como el sufrimiento humano.

Algunos críticos han visto en el dolor y la atemporalidad de la obra de Beckham una situación similar a la que el propio Pablo Picasso recreó en su conocido Guernica, obra de la misma época. El infierno de los pájaros figura entre las más notables piezas anti nazis que fue desarrollada por el autor alemán, quien la desarrolló entre 1937 y 1938.

Christie’s demuestra con la subasta de esta obra, de una notable importancia histórica, que posee toda la capacidad de liderar el mercado del arte con la venta de piezas que hacen parte del listado de obras maestras. Las pujas por esta pieza, considerada por algunos como el Guernica del expresionismo”, fueron numerosas, incluso algunas a través de contactos telefónicos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dieciseis − Once =