En la ciudad de Barquisimeto se han gestado innumerables talentos de las artes. De allí han salido prodigios que han enorgullecido a todo el país, y han dejado el nombre de Venezuela en alto por allá por donde pasan. Daniel Eguren es un excelente ejemplo de ello, ya que sus buenas maneras para la fotografía experimental le han valido múltiples reconocimientos.

Más que buenas maneras, acá hablamos es de talento puro y duro. Talento endógeno que se manifestó en Eguren de forma muy precoz. A los 12 años ya Daniel estaba experimentando con la imagen, y a los 13 ya estaba ganando su primer premio en un concurso de una conocida casa comercial.

Eguren, un curioso aficionado al uso de las nuevas tecnologías, alimentó con futuro la semilla de sus deseos y objetivos, y se dedicó a internalizar y aprender por cuenta propia todo lo que necesitaba para ver realizados en imágenes sus sueños más profundos. Eso hizo que siguiera creciendo y evolucionando hasta lograr hoy, a sus 19 años de edad, fotografiar pintando imágenes que trascienden la realidad.

El autodidacta joven barquisimetano agudizó el foco de su mirada con el tiempo, y lo hizo recogiendo premios a su paso. A los 14 y a los 15 años de edad ganó el Festival FILA (Festival Imaginarios de las Artes) patrocinado por Maltín Polar, y ya luego se dedicó a enviar sus obras a concursos y festivales internacionales. Lo que pasó entonces es que Daniel comenzó a ser altamente reconocido por su trabajo en países tan diversos como Estados Unidos, Francia o Australia.

Y hablando de Francia, Eguren consiguió allí algo que no tiene precedentes en la historia. Una de sus imágenes fue incluida en una exhibición en el Museo de Louvre en Paris. Eso lo logró a pesar de su cortísima edad.

El paso a la cinematografía

Daniel Eguren, apasionado por las artes visuales como es, decidió pronto experimentar en la cinematografía. Allí, el joven prodigio ha cosechado igualmente innumerables reconocimientos, entre los que destaca el premio del Desafío Audiovisual del 12vo Festival de Cine de Barquisimeto.

Más tarde, en 2017, participó en el concurso de cortometrajes con la convocatoria más grande del mundo, el ‘My Rode Reel 2017’ de la compañía RODE en Australia. En ese evento volvió a brillar ya que su material, inspirado en la situación de Venezuela, logró posicionarse en el cuarto puesto entre los 1520 cortos participantes.

Tiene 19 años apenas Eguren, pero desde ya se prepara para seguir creciendo como artista. El venezolano aspira seguir creando y solidificando los cimientos de su pasión y conquistar así más escenarios internacionales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro × cuatro =