La gran feria internacional de arte ARCOmadrid cerró el domingo las puertas de su 36 edición con la asistencia de más de cien mil visitantes y la confirmación de que han superado las ventas registradas en encuentros anteriores. Carlos Urroz, el director de este evento, asegura que ha sido la mejor feria de esta década.

Uno de los motivos por los que ARCOmadrid tiene razones para celebrar, es que sus ventas se han disparado, anunciando con hechos que la crisis financiera cada vez más se disipa dentro del mercado del arte internacional, colocando a la cita madrileña entre los primeros escaños de las ferias más cotizadas del viejo continente.

ARCOmadrid abrió las puertas el 22 de febrero. Los dos primeros días la feria de la capital ibérica se llenó de profesionales, coleccionistas y directores de museos, que entre otras cosas mostraron un gran interés en el trabajo de los creadores argentinos, impulsados por la participación de la nación sudamericana como país invitado.

La satisfacción de las galerías es superior a la de años anteriores. Aún no es posible hablar de un volumen de negocio, pues las compras importantes que dependen de museos y patronatos suelen cerrarse más adelante, lo que sí es evidente es que los coleccionistas españoles se han recuperado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro × 5 =