En pleno 2024 el género de superhéroes viene de su año más complicado, y en necesidad de un momento de reflexión para no terminar quemado por sobreuso y excesiva complicación por los universos (y multiversos) compartidos. Es una papeleta complicada para James Gunn, ahora mandamás en DC que está diseñando un reinicio que empezará a volar en el futuro. Pero si tenemos en cuenta trabajos como ‘El escuadrón suicida’, podemos decir que estamos en buenas manos.

Una patrulla condenada

En cierto modo otro reboot del fallido grupo de supervillanos convertidos a la fuerza en antihéroes, con Gunn escribiendo y dirigiendo durante su periodo de despido de Marvel. Aquí consiguió algo mucho más libre y salvaje que su trabajo en Marvel, siendo igual de espectacular pero recurriendo a sus inicios como cineasta. Un increíble espectáculo bélico con John Cena y Margot Robbie que se puede ver gratis en RTVE Play hasta el 14 de abril (también en streaming en HBO Max).

En la isla latinoamericana de Corto Maltese se ha producido un golpe de Estado que ha derrocado el anterior gobierno autoritario. Desde la inteligencia estadounidense se cuenta con Amanda Waller para mandar allí a un grupo de metahumanos encarcelados que deberán cumplir los encargos más peligrosos. Eso o arriesgarse a morir por un chip implantado en su cuerpo. Con el agente Rick Flag de líder, el variopinto grupo que incluye a Harley Quinn y El Pacificador deberá hacer frente a una amenaza escondida.

Gunn hace una poco sutil sátira de cómo el Gobierno de Estados Unidos ejerce influencia exterior en países donde tiene intereses estratégicos, como pueden ser los de sus vecinos de continente en las regiones del Centro y el Sur. Todo ello en un formato de película de superhéroes incorrectos e inadaptados que terminan fortaleciéndose en su alianza común, algo que ya hizo brillar sus historias de los Guardianes de la Galaxia.

Lo interesante es como el director se permite desmadrarse un poco más con el tono, yendo mucho más lejos que su trabajo en Marvel e incluso lo que otras películas de DC. Tomando referentes del cine bélico ultraviolento, cuya influencia es evidente hasta en los posters, y también de esa clase de cine de explotación que conoce de sus tiempos en la Troma, Gunn crea uno de los blockbusters más atípicos pero igualmente excitantes de los últimos años.

Su estreno pandémico y simultaneo en streaming, un marketing ineficiente, y el progresivo desgaste de la marca del Universo DC la abocaron al fracaso comercial. No cambia que tiene todo lo que Gunn hico brillantemente en su etapa Marvelita e incluso sus trabajos previos más modestos, llevado a un nuevo nivel de desparpajo y espectacularidad en pantalla. Ahora a ver qué hace con ‘Superman’.

En Espinof:

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

5 × 1 =