Anthea Hamilton y su Project for Door es una de las finalistas en el proceso de selección del ganador del premio Turner, uno de los galardones de arte más conocidos del Reino Unido que organiza la Tate Gallery de Londres desde el año 1984, escogiendo cada año como vencedor a un artista británico de menos de 50 años.

El premio Turner nunca se ha visto exento de críticas y controversia, y este año no es la excepción. Project for Door es una escultura de unos 10 metros de altura que tiene como principal protagonista a unas enormes nalgas masculinas que pertenecen a un diseñador gráfico que permitió que Hamilton escaneara en 3D sus posaderas.

La artista británica concibió esta pieza para una exposición que desarrolló en Manhattan, donde la líbido frente a la castidad fue el tema central. En tierras americanas el trabajo de Hamilton obtuvo una brillante recepción, sin embargo la crítica en su tierra natal se ha reservado hasta el momento sus opiniones.

Además de Anthea Hamilton, otros escultores eclécticos compiten por el prestigioso premio Turner: Michael Dean, con unas esculturas hechas en hormigón; Helen Marten, con instalaciones elaboradas a partir de artefactos e imágenes fotográficas; y Josephine Pryde, con un tren eléctrico que permite a la audiencia hacer un recorrido por su muestra fotográfica.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

18 − cinco =