Varios museos del mundo han colaborado con el Centro Pompidou de París para la creación de una generosa exposición de Paul Klee, que cuenta con 230 obras, escogidas y supervisadas por la curadora Angela Lampe, una de las más grandes especialistas en la vida y en el trabajo pictórico de este maestro alemán.

El Centro Paul Klee de Berna, el MoMA de Nueva York y el Israel Museum de Jerusalén han prestado al museo francés algunas de las obras del pintor alemán que integran su colección permanente, entre ellas el Angelus Novus, una acuarela que perteneció al filósofo y escritor Walter Benjamin, y lo motivó a escribir su teoría de El ángel de la Historia.

Angela Lampe considera que el verdadero tesoro de la exposición, que se encuentra disponible actualmente en el Centro Pompidou, es la acuarela anteriormente mencionada y La presentación del milagro, una pieza del MoMA que también fue propiedad de Benjamin. Nunca antes estas piezas habían sido expuestas juntas.

En el discurso artístico y estético que Lampe se ha trazado para esta importante muestra prevalece la idea de mostrar la belleza a través de la fealdad. El antagonismo como motor de creación y mensaje, una filosofía que Klee heredó del filósofo alemán Friedrich Schlegel y que podemos constatar en la actual exposición del Pompidou.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

uno + veinte =