Un museo español que adquirió en 1992 una obra maestra de valor incalculable que había sido saqueada por los nazis es el dueño legítimo del cuadro y no los herederos de una mujer judía que lo entregó hace 80 años para escapar del Holocausto, decretó recientemente un juez federal en Los Ángeles.

Aunque el juez de distrito de Estados Unidos John F. Walter criticó al barón Hans-Heinrich Thyssen-Bornemisza, el industrial alemán que da nombre al museo de Madrid donde está expuesta la obra de Camille Pissarro”, por no hacer las comprobaciones pertinentes cuando adquirió la obra en 1976.

Según la ley española, la pintura pertenece legalmente al museo, apuntó el magistrado, que también criticó a España señalando que su decisión era “inconsistente” con los acuerdos internacionales que firmó.

“Con base al principio moral de que el arte y las propiedades culturales confiscadas por los nazis a las víctimas del Holocausto (Shoah) deberían ser devueltas a ellos o a sus herederos”, expresó.

Vale destacar que el cuadro en disputa, «Rue St.-Honore, Apres-Midi, Effet de Pluie», es un impresionante óleo sobre lienzo que muestra una calle de París bajo la lluvia vista desde la ventaja de Pisarro en 1897.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

20 + diecisiete =