El estándar de construcción Passivhaus garantiza el confort de los usuarios al mismo tiempo que disminuye el consumo energético de los edificios. Para ello, los arquitectos se centran en conseguir un buen aislamiento térmico, que conserve la temperatura interior de la casa y reduzca la necesidad de instalar sistemas de calefacción y refrigeración.

Los criterios de construcción pasiva han sido los protagonistas en la construcción de una residencia vacacional situada en la ciudad costera de Spring Lake Heights (Nueva Jersey). El encargado de su diseño fue Richard Pedranti, un arquitecto especializado en edificación sostenible que destaca por sus proyectos modernos y lujosos pensados para cumplir el riguroso estándar Passivhaus.

Edificio Net Zero

La Residencia Lang/St.Marie es una casa concebida como refugio de fin de semana para un matrimonio del distrito de Brooklyn (Nueva York). En línea con los principios de construcción Passivhaus, la vivienda diseñada por el estudio Richard Pedranti Architect (RPA) se caracteriza por un bajo consumo de energía para calefacción y refrigeración y la creación de un ambiente interior saludable y acogedor.

Gracias a las ventanas de triple acristalamiento de alto rendimiento y al sistema solar fotovoltaico situado en el tejado, la casa ha alcanzado la denominación de edificio Net Zero (NZB). Estas construcciones, que emplean fuentes de energía renovables, destacan por consumir la misma cantidad de energía que producen.

El diseño de esta vivienda presta especial atención al aislamiento y la construcción hermética. Ambos factores aseguran el confort térmico interior durante todo el año, reduciendo la dependencia de sistemas tradicionales de acondicionamiento y sustituyéndolos por otros de menor consumo, como los ventiladores de recuperación de calor. Al mismo tiempo, se eliminan las corrientes de aire y se asegura la calidad del aire fresco en todo el edificio.

Sistema de fachada ventilada

Una de las señas de identidad de este edificio residencial de Nueva Jersey es el uso de materiales sostenibles, como la pizarra natural. Este recurso 100% natural y de alta durabilidad es clave en el sistema de fachada ventilada CUPACLAD 101 Logic. Comercializado por CUPA Pizarras, este sistema es uno de los más eficaces en cerramientos exteriores y consta de una hoja interior, una capa aislante y un panel exterior.

La denominación de fachada ventilada se debe a la composición del sistema. Entre la fachada del edificio y la estructura (normalmente metálica) que soporta la capa aislante y el panel exterior, queda una estrecha cámara que posibilita la renovación continua del flujo de aire en el edificio.

La fachada ventilada aporta equilibrio al diseño de la construcción, ya que se complementa perfectamente con otros materiales sin que la pizarra natural pierda el brillo y la textura que la caracterizan. Además, presenta fijaciones invisibles que convierten a la pizarra en la principal protagonista del exterior de la vivienda.

El sistema de fachada ventilada CUPACLAD empleado para revestir el exterior de esta vivienda es relativamente nuevo en Estados Unidos. Sin embargo, ya ha sido implantada con éxito en otros países europeos, como Dinamarca, Francia o Reino Unido. Esta solución se ha usado en edificios con eficiencia energética certificada tanto públicos, como la Facultad de Ingeniería, Tecnología y Aeronáutica de la Southern New Hampshire University o el edificio de oficinas de Haut Pays Bigouden, en la Bretaña Francesa; como privados, en el caso de la Residencia Lang/St. Marie en Nueva Jersey.

El sistema de fachada ventilada con pizarra natural usado en este proyecto.

Gracias a sus prestaciones energéticas, confort y buena integración en el medio, esta vivienda residencial ha sido reconocida con el Premio de Excelencia Arquitectónica que otorga el AIA (American Institute of Architects) de Pennsylvania. Este reconocimiento sitúa a la residencia Lang/St. Marie como un magnífico ejemplo de funcionalidad y sostenibilidad.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

9 − cinco =