La escultura de Armando Reverón realizada en resina y esculpida por Johan González era parte del bulevar de Sabana Grande desde 2011, como parte de un homenaje al maestro de la luz.

La obra amaneció recientemente derribada y vandalizada, quienes encontraron la pieza describieron que las manos, cabeza y pies estaban mutilados. Le fue arrebatado el material de hierro forjado con los colores bronce y marrón.

Vale destacar que en el lugar solo quedó el recuadro con la silueta de los zapatos de la estatua, circundado por desperdicios

El cuerpo mutilado de la escultura de Reverón fue abandonado en pleno paseo del famoso bulevar de Caracas, frente a la sede del Ministerio para las Comunas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

5 × cinco =