Una mujer de París descubrió recientemente ser la dueña de la obra  “Mujeres de Argel” en su Apartamento del artista francés Eugene Delacroix y que se consideraba perdida.

“Una mujer entró a la galería con una pintura bajo su brazo, dijo que acababa de visitar una exposición de Delacroix en el Museo del Louvre y le pareció que la obra de su casa tenía un parecido con la que fue realizada por el artista”,  expresó Philippe Mendes, director de la Galería Mendes en París.

La pintura, que está actualmente en la galería de Mendes mientras negocia con un museo de Estados Unidos que busca comprarla, muestra a una mujer blanca sentada y a una esclava africana de pie junto a ella mirándola por encima de su hombro.

La historiadora y experta Virginie Cauchi-Fatiga investigó el lienzo por solicitud de Mendes. Analizó la técnica y el uso del color, lo comparó con otras pinturas de Delacroix, después usó rayos infrarrojos y x para revisar más a fondo la obra para confirmar que se trata de una obra de Delacroix, subastada en 1850 y que no se había exhibido públicamente desde entonces.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

6 + siete =