Medios estadounidenses han reportado que el Mark III, traje original que el actor Robert Downey Jr. usó a la hora de personificar al excéntrico millonario convertido en superhéroe Tony Stark en la primera película de Iron Man, habría sido robado junto a otros tantos objetos utilizados durante el rodaje de la popular cinta.

Según uno de esos medios, The Hollywood Reporter, el Departamento de Policía de Los Ángeles ya se encuentra investigando el hecho, tanto por tratarse de un delito como por el hecho de que el traje en cuestión tiene un impresionante valor de 320.000 dólares.

El Mark III y demás materiales de la película se mantenían resguardados en las instalaciones de Pacoima (California), y fueron vistos por última vez en el mes de febrero. Sin embargo ahora han desaparecido tanto la cabeza y el pecho de la armadura, además de las piernas y los brazos. El diseño robado lo lució Downey Jr. en la primera cinta luego de que le realizara varias mejoras a previos trajes como el Mark I y Mark II.

¿Es la primera vez que ocurre un hecho similar en Hollywood? ¡Por supuesto que no! Iron Man se suma a una lista que tiene, por ejemplo, a El Mago de Oz, cinta que vio cómo se robaron los famosos zapatos rojos allí utilizados. También está el caso de la trilogía original de Spider-Man, la cual perdió varios de sus trajes a manos del hampa.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro × 1 =