El conocido tenor español, Plácido Domingo, continúa alejándose de los escenarios, por las acusaciones de acoso sexual en su contra.

Esta vez fue la Ópera de los Ángeles la que eliminó a Domingo de su programación. El artista renunció a su cargo de director general y canceló sus presentaciones, según reseñó efe.com.

Domingo asumió el cargo en la Ópera de Los Ángeles en el año 2003. Su dimisión acaba con el último vínculo que le quedaba con el mundo de la ópera de Estados Unidos.

La Ópera de Los Ángeles mantiene abierta una investigación sobre las acusaciones contra Domingo y estaba entrevistando a todos sus trabajadores, reseñó elpais.com

No hay comentarios

Dejar una respuesta

5 × 2 =