La pintura «Judith y Holofernes», atribuida al artista Caravaggio, que debía ser subastada hace varios días en Francia, fue vendida a un comprador extranjero, anunció recientemente la casa de remates Marc Labarbe.

«La venta está protegida por un acuerdo de confidencialidad en lo que concierne al precio y a la identidad del comprador», precisó en un comunicado la casa Labarbe.

En ese sentido, Eric Turquin, quien examinó la obra unos días después del hallazgo afirmó que recibieron una oferta que tenía que transmitir a los dueños de la pintura.

“El hecho de que la oferta venga de un coleccionista cercano a un gran museo convenció al vendedor de aceptarla», señaló el experto en arte

El lienzo de un tamaño de 144 x 173 cm, que muestra a Judith decapitando a Holofernes, estaba estimado en hasta US$ 170 millones.

Los expertos determinaron que fue pintado en 1607 y aparentemente olvidado en una buhardilla durante más de 100 años hasta su hallazgo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

tres + once =