“La Gioconda” de Leonardo Da Vinci, el cuadro más visitado del Museo del Louvre de París, volvió recientemente a su emplazamiento habitual en la sala de los Estados, luego de pasar casi tres meses en la Galería Médicis por obras de renovación.

La pintura fue trasladada el pasado mes de julio a la Galería Médicis por ser esta lo suficientemente amplia para acoger la gran cantidad de turistas que hacen cola para ver e inmortalizarse con la obra.

La sala de los Estados, habitualmente congestionada por los numerosos visitantes, ha acogido en los últimos 15 años a más de 100 millones de personas. Allí contemplan durante 50 segundos el enigmático retrato, según la institución.

La visibilidad sobre La Gioconda, protegida en una urna transparente, se ha mejorado gracias a la instalación de un vidrio antirreflectante. También se dispondrá de más información para descifrar la pintura de Da Vinci.

Vale destacar que el 80% de los visitantes del Louvre van para ver La Gioconda. Sin embargo, este verano peregrinaron desorientados siguiendo las señales para guiarlos hacia su localización temporal.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

4 × 1 =