La gigantesca y controvertida escultura “Ramo de Tulipanes”, que el artista estadunidense Jeff Koons ha regalado a la ciudad de París por petición de la ex embajadora de Estados Unidos como homenaje a las víctimas de los atentados yihadistas de 2015 fue inaugurada ayer en los Campos Elíseos en medio de la polémica.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, reconoció en su discurso que permaneció serena frente a la tempestad que despertó el anuncio del regalo en 2016, “porque para mí era normal que reaccionáramos así. París ama apasionadamente la libertad, el arte, y la controversia; este proyecto debía seguir el rito iniciático de todos los grandes proyectos que dejan huella en nuestros corazones y que se dirigen a las generaciones futuras”, afirmó.

La obra, con un costo de tres millones y medio de euros, ha sido financiada por mecenazgos privados que consiguieron reunir la Fundación París y la pareja de productores de arte Noirmont.

“No recibí ningún pago por el tiempo dedicado a la obra ni mi equipo tampoco”, aclaró Koons, quien insistió en que la obra tuvo un sobrecoste superior al previsto y que él mismo costeó.

Los 11 tulipanes a modo de globos creados de una aleación de bronce, acero y aluminio en diferentes colores “son una representación de la pérdida, el resurgimiento y la vitalidad del espíritu humano. Para simbolizar la pérdida de las víctimas y sus familias, el ramo está compuesto de 11 flores, la duodécima simboliza la pérdida nacida de los atentados”, explicó el artista. 

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

tres × 4 =