La semana pasada Andre-Pierre Gignac se convirtió en el máximo goleador del Club de Fútbol Tigres, al registrar su tanto 105 ante Pumas.

En ese sentido, el jugador galo  conoció recientemente que le harían una escultura, obra encargada por Cuauhtémoc Zamudio y la cual estará a las afueras del estadio nicolaita. Dicho anuncio fue impartido por la dirigencia auriazul al término de un pequeño homenaje que se le brindó al jugador previo al arranque del juego contra Necaxa, causando la algarabía en la afición con un toque de mariachi y juegos pirotécnicos entre el júbilo.

Finalmente, Gignac celebró su noche con una brillante actuación contra los hidrorayos, anotando en tres ocasiones en la victoria de 3-1, aumentando la cuenta a 108 tantos con la casaca auriazul.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

quince − 14 =