El escultor Martín Chirino falleció recientemente a sus 94 años  de edad en un centro hospitalario de la ciudad de Madrid en el que ingresaba de forma periódica.

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria en 1925, es uno de los escultores más importantes de las últimas décadas.

Vale destacar que en 1944 inició sus estudios artísticos en la Academia del escultor Manuel Ramas y más tarde se matriculó en la Facultad de Filosofía y Letras, pero abandonó esos estudios para ingresar en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando.

Tras titularse, centró su trabajo en las labores del hierro, lo que se reafirmó tras sus viajes a París y Londres, donde completó su formación en la School of Fine Arts. Durante sus años de formación, conoció y se interesó por las obras de Julio González, Miró o Picasso, quienes, junto a los constructivistas como El Lissitzky, se convirtieron en los maestros que inspiraron sus pasos y a los que dedicó sus primeros homenajes como escultor.

Con información de nota de prensa

No hay comentarios

Dejar una respuesta

8 + cinco =