Este martes falleció el escultor español Antonio Hormigo, a los 86 años de edad, tras pasar varios días ingresado en el Hospital Can Misses. Su salud era delicada desde hace un año, cuando el artista sufrió un infarto.

Conocido por sus tallas en madera y heredero de una familia de tradición escultora, ha sido también dedicado a la escultura con metal.

Vale destacar que las obras de Antonio Hormigo han sido expuestas en varias ocasiones en el Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza y en distintas galerías y museos de todo el país y también en Alemania.

Los restos mortales del escultor serán incinerados este jueves en una ceremonia íntima de la familia y el viernes se celebrará un funeral en la iglesia de Sant Antoni.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

seis + 6 =