La escultura de Federico Martín Bahamontes, situada en la subida al Miradero de Toledo, será reforzada y reparada antes de que la Vuelta Ciclista a España 2019 que llegue a la ciudad el próximo 13 de septiembre, y que servirá de homenaje al ciclista sesenta años después de ganar su primer Tour de Francia.

Esta escultura, instalada en mayo de 2018 y en la que se puede ver al primer ganador español de la ronda gala sobre la bicicleta, en actitud de esfuerzo subiendo una cuesta, ha sufrido desde su inauguración diversos actos vandálicos que han provocado la rotura de la cadena de la bicicleta, así como de un soporte inferior que compromete la estabilidad de la estatua.

Vale destacar que La Fundación Soliss, que promovió y costeó los gastos de la escultura, fue la encargada de la escultura hasta antes de su inauguración, pero, tal y como ha contado su director, Eduardo Sánchez Butragueño, “una vez puesta la estatua, debe hacerse cargo el Ayuntamiento”, precisó.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

1 × 3 =