Alumnos del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) en México desarrollaron recientemente una pintura capaz de absorber la luz natural y artificial, para después reflejarla e iluminar el entorno por hasta casi 15 años, sin utilizar electricidad.

Vale destacar que dicha pintura fue creada a base compuestos orgánicos y el uso de la nanotecnología. Asimismo, puede alcanzar una duración de aproximadamente 15 años y tiene el objetivo de reducir el consumo de electricidad en el país, así como el efecto invernadero.

Para este invento, los alumnos investigaron la funcionalidad de absorber la energía lumínica de los rayos ultra Violetas y que se refleje a través de una pintura.

Gracias a este proyecto, se les entregó a los jóvenes estudiantes el Premio Santander a la Innovación Empresarial 2018.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

uno × 2 =