Una nueva escultura está causando cierto revuelo en Islandia ya que en el estanque de Tjörnin, en el centro de Reykjavik, apareció una especie de figura fálica gigante que, inevitablemente, se ha convertido en el centro de atención de los más curiosos.

La obra forma parte del Cycle Music and Art Festival  y su creadora, la artista Steinunn Gunnlaugsdóttir, reconoce la similitud, aunque ha explicado a los medios que no se trata de un falo, sino de un perrito caliente.

En ese sentido, explicó que el título de la escultura es Hafpulsan, The Little Pond Dog en inglés. Un juego de palabras formado por la combinación de las palabras islandesas sirena (hafmeyja) y hot dog (pulsa / pylsa).

”Es un perrito caliente que está sentado como una sirena en un pequeño pan que se extiende en el estanque. Está sentado erguido y complacido consigo mismo, pero también es una pequeña salchicha en un estanque, una especie de criatura extraña y sin manos que no tiene idea de lo poderosa que es. Entiendo que parezca un pene pero es bastante difícil trabajar con esta forma de salchicha sin que se convierta en uno. Aunque no creo que sea algo malo”, explicó Gunnlaugsdóttir

Vale destacar que la obra se exhibirá en el estanque de Tjörnin hasta el mes de diciembre.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

dos + uno =