El festival de Peralada, que se llevó a cabo en España, se engalanó con el retorno del bailarín cubano, Carlos Acosta, tras su interpretación de “Yuli”, su autobiografía fílmica.

El bailarín se presentó con su actual compañía, Acosta Danza, pero esta vez con la popularidad y el impacto que ha causado su trabajo de actuación fuera del ballet. En la 33 edición del Festival Castell de Peralada, en Cataluña, el intérprete demostró su capacidad de bailarín y coreógrafo y obtuvo el respeto del público, reseñó la red social del evento.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

uno + siete =