Esta semana ha fallecido Silvio Berlusconi a los 86 años, una figura de enorme impacto tanto en la industria del entretenimiento como en la política, empleando a menudo uno para influir en lo otro. En el cine italiano podemos encontrar desde hagiografías hasta producciones suyas que han tenido presencia en premios como los Oscar, pero ambas se sienten escasas para poder representar su impacto.

El trastoque que Berlusconi supuso en la sociedad y la política italianas es difícil de cuantificar por su inmensidad, generando un clima de despiporre sólo superado por la política británica. Una de las películas que más se ha acercado a plasmar esa Italia de Il Cavaliere lo tiene de fondo, pero su sombra se prolonga a través de la autobiográfica ‘Abril‘ de Nanni Moretti.

Contenido

Berlusconi y paternidad

El extrovertido realizador italiano continúa el ejercicio de falso documental realizado en ‘Querido diario‘, empleando sátira muy cargada en torno a sí mismo para reflejar su perplejidad durante el primer periodo de gobierno de Berlusconi. Una película ansiosa pero divertida que se puede recuperar para ver en streaming a través de Filmin.

En la película Moretti se pone al frente de la cámara además de detrás para relatar en primera persona los dos años vividos tras las elecciones de 1994, donde se impone la derecha a través de Forza Italia. Tras esta primera victoria de Silvio, el director cancela la realización de un musical protagonizado por un panadero trotskista para hacer el proyecto más importante de su vida, un documental político. Sin darse cuenta, el proyecto más importante de su vida no será esa película, sino el inminente nacimiento de su hijo.

Podría entrar en la categoría de autoficción a los ‘Ocho y medio‘, pero su aproximación y su tono se acercan más al cine de Woody Allen, si acaso rompiendo aún más la barrera entre personaje y autor. ‘Abril’ ofrece un fascinante viaje por esa Italia manejada por una figura tan controvertida y frustrante, mientras la izquierda se muestra inoperante en tertulias y declaraciones públicas. Sí, irónicamente es más relevante y menos local de lo que pueda parecer.

‘Abril’: hilarante nerviosismo

Abril 1998 Nanni Moretti

El tono de Moretti se balancea continuamente entre el sarcasmo y la ternura, reflejando así su propio proceso emocional ante la incomprensión de lo que sucede a su alrededor. La corta película (78 minutos de metraje) explora con mucha astucia su frustración ante el panorama político, que influye en su incapacidad para sacar proyectos adelante y le distrae de la llegada de su primogénito.

Cuando este llega, la percepción del cineasta se trastoca, y la película empieza a transmitir claridad y decisión, asentando las ideas que martilleaba con un hilarante nerviosismo. Cae en lo sensible, pero sin llegar a la simpleza que podía tener el cine de Roberto Benigni (otro italiano muy comparado con Woody Allen). ‘Abril’ es mucho más política y mordaz, sin caer en el pesimismo pero no esquivando en ningún momento lo que sucede. Ese equilibrio de sus fobias y su esperanza es lo que la vuelve una película estupenda, muy idónea para estos días.

En Espinof | Dura sólo 5 horas y es una de las mejores series italianas recientes: un potente y complejo drama político de uno de los directores más interesantes en el Festival de Cannes

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

15 − 15 =