La sostenibilidad y una mayor conexión con la naturaleza están marcando hoy en día la hoja de ruta de la mayoría de los diseñadores y los arquitectos alrededor del planeta

DAT.- El diseño de interiores es una disciplina que está en constante evolución, pues se trata de una corriente creativa que no deja de ser un reflejo de la sociedad en general, sus necesidades, inquietudes y anhelos. En ese sentido, hoy día se están generando un conjunto de nuevas tendencias de interiorismo y decoración que están cobrando mayor protagonismo.

Explica Tadeo Arosio, presidente de ATB Constructores, que dichas tendencias están cargadas de una mayor sensibilidad en materia de sostenibilidad (algo que en realidad invade todos los campos en la actualidad), así como un deseo de volver a conectar con lo natural, con los orígenes, con lo auténtico.

A continuación, algunas de las principales tendencias de interiorismo y decoración que están influyendo en cómo concebimos nuestras casas en los últimos tiempos:

  • Muebles modulares: Este tipo de piezas suponen una excelente opción para quienes buscan versatilidad y adaptabilidad, sin tener que cambiar el mobiliario. Están diseñados para ajustarse a diferentes usos y espacios, permitiendo un alto grado de personalización para modificar la distribución a nuestro antojo. Se pueden combinar y reorganizar fácilmente, ofreciendo soluciones inteligentes para aprovechar cada rincón.
  • Muebles con curvas: En los últimos tiempos han cautivado a los interioristas por su capacidad para aportar movimiento, fluidez, dinamismo y un toque escultural a los espacios. Con sus formas y líneas orgánicas ofrecen una alternativa a los elementos tradicionales y rectilíneos, con los que, por otro lado, combinan a la perfección: por ejemplo, se pueden colocar sofás curvos con mesas de centro rectangulares o estanterías lineales para crear una estética equilibrada y visualmente muy atractiva.
  • Inspiración natural: Debido a la incesante búsqueda de la sostenibilidad y de la conexión con el entorno, los materiales locales y naturales cada vez están más presentes (madera, bambú, gres, tejidos orgánicos). Una tendencia que se extiende también a la gama cromática de las casas, con el predominio de tonos suaves y terrosos. Los ocres, terracotas y marrones evocan una sensación de calma, una base cálida y acogedora, creando una atmósfera relajante y equilibrada.
  • Protagonismo vegetal: En línea con lo anterior, podemos trasladar la naturaleza a nuestros hogares con plantas de interior o incluso con jardines verticales para agregar frescura y vitalidad. Además, ayudan a purificar el aire y a crear un ambiente saludable y sereno. Pero el reino vegetal también conquista otros territorios, como el papel pintado de las paredes o los estampados de los cojines y la ropa de cama.
  • Paredes con personalidad: En lugar de simplemente pintarlas en un color sólido, la tendencia actual es dotarlas de carácter propio. Esto se logra con revestimientos como, por ejemplo, el travertino o el tadelakt, que parecen omnipresentes en los últimos tiempos. Pero también con el uso de diferentes texturas en la pintura, papeles con patrones audaces o incluso murales artísticos. Las paredes se convierten en lienzos para la expresión creativa, agregando profundidad visual y capturando por completo nuestra atención al entrar en una estancia.
LEA TAMBIÉN | Tadeo Arosio | Un balcón para tu hogar: ¡Ventajas y desventajas!
  • ¡Contraste!: La mezcla de diferentes materiales, colores, texturas o estilos aporta emoción y dinamismo. Por ejemplo, se pueden combinar superficies lisas y brillantes con elementos rugosos y mate, integrar piezas de diseño contemporáneo con objetos vintage o jugar con la combinación de los tonos de las paredes, los suelos y el mobiliario. Estos contrastes logran equilibrio y personalidad, creando una experiencia visualmente muy atractiva.
  • La cocina como eje: Ha dejado de ser una estancia aislada de carácter puramente funcional para convertirse en uno de los espacios clave de la vida social en las casas, donde reunirse y llevar a cabo actividades que van mucho más allá de cocinar. Por eso ahora se integran con el resto de habitaciones, se le presta muchísimo atención a su estética y se emplean en ellas materiales nobles y piezas de decoración que antes solo se destinaban a otras áreas.
  • Comunión interior/exterior: A través del uso de puertas corredizas de vidrio, ventanas panorámicas y diseños arquitectónicos que maximizan las vistas, se logra una sensación de continuidad y expansión, una conexión fluida entre ambos mundos. La incorporación de terrazas, patios o jardines interiores como extensiones de las zonas de estar proporciona un ambiente abierto y acogedor. Esta tendencia busca aprovechar la luz natural, mejorar la ventilación y permitir que los espacios interiores se integren armoniosamente con el entorno exterior.
  • Wabi Sabi: Es una filosofía japonesa que celebra la belleza de la imperfección, la simplicidad y la transitoriedad. En el interiorismo y la decoración, esta tendencia se refleja en la elección de materiales orgánicos como la madera envejecida, la cerámica artesanal o los textiles desgastados. Los espacios se caracterizan por la ausencia de adornos innecesarios y una paleta de colores neutros. Busca crear ambientes tranquilos y serenos, que inviten a la reflexión y promuevan la hermosura en su forma más sencilla.
  • Importancia del baño: Más allá de su incuestionable funcionalidad, cada vez más buscamos convertir el cuarto de baño en un refugio de relajación y bienestar. Por eso ciertos aspectos cobran ahora una importancia capital: como la iluminación, con fuentes de luz suaves y regulables, que permitan crear diferentes ambientes; los materiales naturales que aporten calma (revestimientos en las paredes, combinación de mármoles o suelos de piedra, madera o cerámica) y el mobiliario de diseño, como las esculturales bañeras exentas o los bidés, que viven una nueva era dorada.

(Con información de Tadeo Arosio)



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

14 + catorce =