Los ladrillos son elementos usados para la construcción que tienen forma de paralelepípedo rectangular y sirven para levantar muros y otras estructuras

 

DAT.- El ladrillo es uno de los materiales más usados en la construcción e indispensable para el albañil. Sus orígenes se remontan a hace más de 10 mil años. Desde entonces, evolucionó adaptándose a las necesidades de cada época, hasta llegar a nuestros días.

Explica Nelson Rafael Bustamante Abidar que el ladrillo es una pieza de cerámica o arcilla, generalmente rectangular, cocida a más de 1000°C. Es esa exposición a altas temperaturas durante su fabricación la que le proporciona resistencia y facultades aislantes, tanto térmicas como acústicas.

Actualmente existen distintos tipos de ladrillos, algunos para construir y otros con función meramente ornamental.

Contenido

Ladrillos para Construcción

  • Ladrillo cocido de arcilla: Es el más común de todos. Su uso está muy diversificado en el ramo de la construcción. Se elabora de forma totalmente artesanal y carece de agujeros.
  • Ladrillo de tierra perforado: Si lo que deseas es hacer aún más resistente tu muro, este ladrillo es el indicado. Los agujeros en su superficie permiten el ingreso del mortero o concreto fortaleciendo la construcción.
  • Ladrillo perforado al canto o hueco: Estos ladrillos tienen perforaciones horizontales. Sus huecos brindan ligereza, por lo que reducen la carga. Los hay de formato tradicional o gran formato, según las necesidades del constructor.
  • Adobe: Este material, es usado en construcciones de tipo rústico o de un nivel. A diferencia del ladrillo cocido de arcilla, éste se seca completamente al sol, por lo que sus cualidades térmicas son mayores. Sin embargo, por su poca resistencia, no es recomendable para construcción de viviendas. Como ventaja, podemos resaltar su bajo costo.

 

LEA TAMBIÉN | Nelson Rafael Bustamante Abidar | Diseño minimalista: ¿Qué es y cuáles son sus principales características?

 

Ladrillos decorativos

  • Ladrillo decorativo cara vista o la vista: Carecen de poros, por lo que son muy resistentes al agua y bajas temperaturas. Tiene excepcionales cualidades estéticas para usarse tanto interiores como exteriores, generalmente se utiliza para fachadas.
  • Ladrillo refractario: Su textura es lisa y homogénea. Se utiliza por lo regular para áreas que estarán sometidas constantemente a las altas temperaturas. Como asadores, hornos y chimeneas.
  • Ladrillo decorativo de pared estilo rústico: Sus bordes irregulares, proporcionan originalidad y un acabado rústico tanto a interiores como exteriores.
  • Ladrillo decorativo para piso: Soportan tráfico intenso, por lo que son muy utilizados en patios, terrazas, jardines y plazas públicas. Podemos encontrarlos en distintos diseños y acabados, los cuales al combinarse, crean ambientes acogedores y únicos.

 

(Con información de Nelson Rafael Bustamante Abidar)



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro × 3 =