En un pequeño pueblo de Navarra, España, un hombre lleva décadas recuperando el pasado etnográfico de su región con obras hechas con hojalata. Primero estudia el pasado, los monumentos, su historia y luego los moldea y martillea en latón para que queden para siempre. El 6 de diciembre este contador de historias de hojalata cumplirá 100 años. Esta es su historia, contada a Miguel Ángel Antoñanzas.



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

diecisiete + 9 =