El documental Himno, que muestra como la canción “El pueblo unido jamás será vencido
se expandió por todo el
mundo
, se exhibirá el próximo
miércoles 03 de enero en el Aula Magna de la Universidad de Santiago a las
18:15 horas (Av. Víctor Jara 3659, Metro Universidad de Santiago, Estación
Central).

Además,
en la ocasión el pianista Gustavo Miranda interpretará
¡The
People United Will Never Be Defeated!
, monumental obra que el compositor
estadounidense Frederic Rzewski (1938-2021) creó a partir de la
canción, casi nunca escuchada en Chile.

La
más universal de las canciones chilenas de protesta es “El pueblo unido
jamás será vencido”. Creada por Sergio Ortega (1938-2003)
y Quilapayún en junio de 1973, apenas alcanzó a ser interpretada y
grabada en las agitadas semanas previas al golpe de Estado, pero entonces se
extendió por el mundo: ha sido traducida a más de 25 idiomas, la han grabado y
citado innumerables artistas y su melodía se ha escuchado hasta el presente en
las más diversas manifestaciones sociales, desde Chile al lejano Oriente
.

Las
múltiples vidas de “El pueblo unido…” serán celebradas el
próximo miércoles 3 de enero en el Teatro Aula Magna Usach, con
un evento que conjugará cine, conversación y música en vivo, cuyas
entradas son gratuitas y se encuentran en Portaltickets.

La actividad
comenzará a las 18:30 horas con la exhibición del documental que aborda su
expansión a través del mundo y luego, será el turno del
pianista
Gustavo Miranda quien interpretará la obra del autor norteamericano.

Casi un estreno

En 1976, la pianista estadounidense Ursula Oppens estrenó
en Nueva York una pieza que le había encargado a Frederic Rzewski: un
ciclo de 36 variaciones creadas a partir de “El pueblo unido…”, que el
compositor bautizó simplemente con el mismo título en inglés.

Dividida en seis partes de seis variaciones cada una, la obra fue una de las
primeras muestras del amplio alcance que podía tener la melodía concebida
por Ortega y Quilapayún y de inmediato se alzó como una
denuncia contra la dictadura chilena, que se nutría de otras canciones
revolucionarias: “Bandiera rossa” (“Bandera roja”), en alusión a una
Italia que acogió a los exiliados chilenos; y la alemana “Solidaritatslied” (“Solidaridad”),
de Hanns Eisler y Bertolt Brecht, como un recordatorio
de la amenaza del fascismo. 

“Es una de las obras más complejas del
repertorio para piano”, subraya Gustavo Miranda, quien interpretará
la obra en el Teatro Aula Magna.

“Es muy larga y tiene una gran complejidad
estructural y técnica. Es de máxima exigencia, al nivel de las Variaciones
Goldberg de Johann Sebastian Bach, las Variaciones Diabelli o
la sonata Hammerklavier de Ludwig van Beethoven. A eso
se suma el significado interpretativo que hay detrás, por supuesto”. 

Aunque fue estrenada en Chile en 2010,
durante un pequeño concierto de la pianista estadounidense Marilyn Nonken en
el Instituto Chileno Norteamericano, la obra de Rzewski prácticamente
no se ha escuchado en el país.

“Por eso también es significativo hacer
este concierto en la Usach, que es un lugar simbólico para lo que
representa la obra. Habrá un asunto emocional interesante, porque el compositor
se inspiró en la historia de Chile, pero nunca tocó la obra en el país”,
añade Gustavo Miranda.

Un verdadero combo

Antes del concierto se exhibirá Himno, documental dirigido por Martín
Farías y producido por Eileen Karmy, que relata el nacimiento
de “El pueblo unido…” en el Chile de 1973, su inmediata repercusión
en Europa y su posterior expansión a nivel global.

Rodado entre Chile, Francia, Alemania,
Portugal, Finlandia y Japón, el filme recoge numerosos registros capturados
alrededor de todo el mundo, además de entrevistas con Quilapayún, el
cantautor portugués Luis Cilia y la banda japonesa Jinta-la-mvta,
entre otros artistas.

“Fue muy interesante conversar con personas que han interpretado esta canción
en distintos lugares, en otros idiomas y hasta en movimientos sociales propios;
escuchar un montón de versiones, algunas muy distintas, y comprobar cómo en sus
50 años de vida sigue estando vigente.

También pudimos acceder a archivos
audiovisuales que no conocíamos sobre Sergio Ortega y sobre los
grupos que la han tocado”, explica Martín Farías.

Himno acaba de ser estrenado en
el Festival In-Edit, donde recibió una mención honrosa, y sus
realizadores la comentarán con el público del Teatro Aula Magna luego
de la exhibición.

 “Presentar la película junto con la
interpretación de la obra de Rzewski es muy significativo”,
recalca Farías. “Como equipo la conocemos solo por grabaciones sonoras y
audiovisuales, pero nunca la hemos escuchado en vivo. 

Por eso, va a ser una
experiencia muy emocionante. ¡Un verdadero combo de ‘El pueblo unido’!, concluye
el director del documental.

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

cuatro − dos =