Siempre se está en la búsqueda de tener una vivienda cómoda, segura, acogedora y con un ambiente interno muy agradable y esto se logra impermeabilizando los techos para evitar que la humedad ingrese a los espacios interiores; para ello se utiliza el manto asfáltico, que, de igual manera, cumple la función de mantener el entorno más templado durante la época de calor y cálido en los días lluviosos. Este material es ideal para impermeabilizar ya que está conformado por varias capas y puede ser aplicada en superficies de concreto, madera, metal, fibrablock, entre otros.

Se entiende por manto asfáltico aquel material que permite recubrir superficies y que consiste en un sistema laminar, utilizado en el mundo de la construcción; igualmente, es empleado a la hora de hacer una remodelación. Es altamente recomendado en los trabajos de primera impermeabilización como en futuros encerados y es de gran importancia ya que, además de ser un elemento de protección contra la humedad, evita la proliferación de hongos en la superficie donde se aplica, manteniendo así un entorno seguro para las personas que viven en el lugar.

El manto asfáltico es una buena inversión, pues, su vida útil es de aproximadamente cinco años, pero con un mantenimiento adecuado y en los tiempos correctos, esto puede alargarse un poco más. Otro de los aspectos principales que ofrece este material es que tiene la capacidad de proteger a la estructura de los daños que puede ocasionar los rayos de sol, de igual forma, por tener una alta flexibilidad y elasticidad, es ideal para aquellas superficies con un gran tránsito.

Contenido

Recomendaciones para colocar el manto asfáltico

La colocación del manto asfáltico demanda de varias recomendaciones para realizar una impermeabilización correcta; Construcciones Yamaro las explica a continuación:

1.- Contar con un personal capacitado

La instalación del manto asfáltico debe ser ejecutada por un personal profesional que conozca muy bien el material y se encuentre capacitado en cuanto a su manejo, manipulación y colocación. Además, tienen que conocer que herramientas deben utilizar y tomar las medidas adecuadas para garantizar un resultado óptimo.

2.- Preparación de la superficie

Para tener el efecto esperado, lo primero que hay que hacer es limpiar la superficie a impermeabilizar, debe estar libre de escombros, suciedad, grasa, humedad y de cualquier otros elementos o materiales. Esto con la finalidad de evitar que se produzca alguna interferencia que perjudique la instalación.

Armando Iachini Manto asfaltico Recubrimiento para todo tipo de superficies 2 - Manto asfáltico: Recubrimiento para todo tipo de superficies

3.- Aplicación de un pre-recubrimiento

La superficie a impermeabilizar debe estar libre de grietas, hundimientos y protuberancias, para eliminar estos desperfectos s debe realizar un proceso de pre-recubrimiento conocido como imprimación. Esto se realiza con una emulsión asfáltica que se disuelve con agua en proporciones 1:1 a 1:3, lo que garantiza una mejor adhesión del manto asfáltico.

4.- Instalación adecuada

Para tener una buena impermeabilización, el manto asfáltico tiene que colocarse de manera transversal al sentido de la pendiente lo que garantiza una mejor adhesión. Es recomendable y aconsejable conservar un traslado de cinco centímetros entre cada rollo como mínimo. 

Armando Iachini Manto asfaltico Recubrimiento para todo tipo de superficies 3 - Manto asfáltico: Recubrimiento para todo tipo de superficies

5.- Dar un buen acabado

Es fundamental que, al terminar de instalar la capa asfáltica, se le añada un recubrimiento para darle un mejor acabado y, a su vez, otorgarle una mayor protección, cuando el manto es negro, se le aplica una capa bituminosa o acrílica para evitar que los aceites esenciales del asfalto se evaporen y produzca un agrietamiento en la superficie.

Los materiales reflectantes, como los mantos con foil de aluminio, son excelentes alternativas ya que tienen la ventaja de que son productos que demandan poco mantenimiento y brindan una reflectividad y adherencia mucho mayor.

El manto asfáltico es una solución efectiva para dar protección a una superficie, tanto de los rayos solares como de la humedad; para su colocación se requiere de un personal capacitado y contar con un material de altísima calidad. Así mismo, el área a impermeabilizar debe estar totalmente limpia y despejada para garantizar un buen resultado. 



Source link

No hay comentarios

Dejar una respuesta

11 + 1 =