Si hay actores del método, no es de extrañar que también haya directores que utilicen estrategias de lo más particulares para que sus actores se metan en el papel. Como Steven Spielberg, que envió a todos sus actores menos a Matt Damon a un campamento militar justo antes de rodar ‘Salvar al Soldado Ryan’.

Odiar al Soldado Damon

Matt Damon intepretó al Soldado Ryan de ‘Salvar al Soldado Ryan’, un personaje que da título a la recordada película bélica de Steven Spielberg, pero al que apenas vemos hasta el final de la misma.

Para lograr que los actores se metieran en el estado de ánimo que requería la cinta, Spielberg decidió mandar a Tom Hanks y al resto del reparto que daba vida a ese equipo de soldados a un campamento del ejército, liderado por el veterano capitán Dale Dye.

Los pobres actores tuvieron que someterse a un duro entrenamiento real durante seis días y seis noches, trabajando sin descanso y alimentándose a base de latas de hígado de ternera con cebolla que «parecía vómito».

Durante esos días, los actores se acordaron un poco de los muertos de Matt Damon, ya que fue el único que no asistió al entrenamiento. Fue una decisión tomada por el propio Spielberg, ya que consideró que así lograría reproducir en el reparto ese resentimiento que muestran los personajes cuando por fin encuentran a Ryan.

«Empezaron a sentir esa chispa de resentimiento porque yo no estaba ahí» explicó Damon sobre la reacción de sus compañeros, ajenos a que se trataba de una decisión del propio director. Del mismo modo, Spielberg quería que Damon experimentara el aislamiento de su personaje, que tiene que ganarse la confianza del resto.

No sabemos si realmente ayudó al actor a ponerse en la piel del personaje desde la comodidad de su casa, pero lo que está claro es que sí que logró que se reflejara en pantalla la hostilidad del grupo que en la ficción acudía a su rescate.

En Espinof | Las mejores películas bélicas de la historia

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

13 − diez =