Disney+ ha cancelado dos de sus grandes comedias dramáticas deportiva, la primera, dirigida por John Stamos, es ‘El mister‘ (Big Shot), así como ‘Somos los mejores: Una nueva era‘ (The Mighty Ducks: Changers), ambas después de dos temporadas, según confirma Deadline. Ambas habían estrenado sus segundas temporadas hace apenas cuatro meses, con buena valoración del público en imdb.

Buscando una nueva ‘Cobra Kai’

Creada por David E. Kelley, Dean Lorey y Brad Garrett, con Lorey como showrunner, ‘El míster’ se centraba en Marvyn Korn (Stamos), quien tras ser expulsado de su puesto como entrenador jefe de un equipo de baloncesto de la NCAA, se le da la oportunidad de redimirse con un puesto de entrenador en Westbrook, una escuela secundaria privada de élite para niñas, donde descubre que las jugadoras adolescentes requieren empatía y vulnerabilidad: conceptos extraños para el estoico entrenador. Estaba sorprendentemente bien valorada por crítica y público.

En la temporada 2 de ‘Somos los mejores’ el famoso equipo de los patos pasa el verano en un intenso instituto de California dirigido por un ex jugador encantador pero incondicional de la NHL. , Colin Cole (Josh Duhamel) un entorno súper competitivo que les pone a prueba de formas diferentes. Además de Graham y Duhamel, la serie también estuvo protagonizada por Brady Noon, Maxwell Simkins, Swayam Bhatia, Luke Islam, Taegen Burns y De’Jon Watts. En este caso, las razones pueden tener que ver por la ausencia de Emilio Estévez.

Mighty Ducks Game Changers

Estévez, el alma de las películas, salió de la serie antes de su segunda temporada, con Josh Duhamel uniéndose al elenco como el ex jugador de la NHL Colin Cole, lo que podría haber afectado al interés del público más nostálgico. El actor aclaró las noticias de que su decisión de dejar la serie no tuvo nada que ver por el mandato de vacunación del estudio ABC Signature.

«No soy antivacunas. Punto final. Yo contraje el coronavirus en los primeros días de la pandemia y todavía sufría síntomas de Covid persistente en ese momento. En el análisis final, esto no fue más que una buena disputa contractual a la antigua y no, como algunos creerían, una posición antivacunas. Mi salida del programa se debió a una gran cantidad de diferencias creativas: cualquier otra narrativa es falsa».

Ver fuente

No hay comentarios

Dejar una respuesta

8 + 12 =